En rueda de prensa en San Sebastián, responsables de ELA han explicado que la decisión ha sido adoptada en una asamblea de trabajadoras celebrada este mismo viernes en su sede de la capital guipuzcoana.

Las mismas fuentes han recordado que la negociación del convenio empezó hace dos años, en 2017, y "a día de hoy está en una situación muy delicada por el sabotaje de la Diputación".

Además, han destacado que el sector soporta "una brecha salarial del 30% respecto de sectores privatizados en los que trabajan hombres, lo que supone 6.000 euros menos al año". En este contexto, han exigido a la Diputación "que financie el acuerdo alcanzado las patronales Adegi y Matia en diciembre del 2018".

Según ELA, la diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, y el diputado general de Gipuzkao, Markel Olano, "son los máximos responsables de la situación de conflicto y deben saber que ni nosotras, las trabajadoras, ni la sociedad guipuzcoana se creen esas mentiras".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.