Se convocan ocho plazas de turno libre, nueve plazas de turno de promoción y dos plazas en el turno de reserva para personas con discapacidad. Las plazas son de régimen funcionarial y están encuadradas en el nivel C.

Todas las personas aspirantes a una de esas plazas deben cumplir los requisitos de nacionalidad, edad, capacidad física y psíquica y no hallarse inhabilitadas o suspendidas para el ejercicio de funciones públicas. Además, deben poseer en título de técnico superior de Integración Social, técnico especialista en Adaptación Social, en la rama de servicios a la comunidad; técnico especialista en Educador de Disminuidos Psíquicos, en la rama sanitaria; o titulación equivalente.

Para las plazas de turno de promoción se requiere también tener la condición de personal fijo de cualquier administración pública de Navarra, pertenecer al nivel C o inferior y tener cinco años de antigüedad reconocida en las administraciones públicas, con la excepción de los miembros de los Cuerpos de Policía de Navarra, que deberán haber prestado efectivamente servicios durante ocho años.

Para las plazas reservadas a personas con discapacidad, se necesita tener reconocido oficialmente un grado igual o superior al 33%, ha explicado el Consistorio pamplonés en un comunicado.

El concurso-oposición se desarrollará en dos fases a partir del mes de noviembre. La fase de concurso, que no tendrá carácter eliminatorio, valorará los méritos alegados y debidamente probados por las personas aspirantes. Se tendrán en cuenta los servicios prestados en funciones similares, bien en la Administración Pública bien en empresas externas; la participación en acciones formativas relacionadas, es decir, titulaciones oficiales y cursos sobre intervención e integración social; y el conocimiento acreditado de idiomas, en concreto, de euskera, inglés y francés. En total, se podrá obtener un máximo de 15 puntos.

La fase de oposición consistirá en tres pruebas. El primer ejercicio, de carácter teórico, constará de un cuestionario de un máximo de 100 preguntas tipo test con cuatro alternativas de respuesta, una correcta y penalización por cada error cometido. Quedarán eliminadas aquellas personas que no obtengan la mitad de los 25 puntos con los que se valora la prueba.

El segundo ejercicio, de carácter teórico práctico, consistirá en desarrollar y resolver por escrito las cuestiones y supuesto prácticos que proponga el Tribunal relacionados con la materia incluida en el temario que figura como anexo en la convocatoria. Se valorará sobre 45 puntos y superarán la prueba quienes obtengan al menos la mitad.

Por último, se llevará a cabo un tercer ejercicio que consistirá en unas pruebas psicotécnicas con las que se valorarán las aptitudes de las personas aspirantes para el desempeño de las funciones del puesto de trabajo. Se otorgará un máximo de 15 puntos y se superará la prueba si se obtienen al menos la mitad.

Consulta aquí más noticias de Navarra.