El beso
El espontáneo y apasionado beso de Iker Casillas a Sara Carbonero, en la Copa del Mundial de Sudáfrica en 2010. ARCHIVO

El amor entre Iker Casillas y la periodista Sara Carbonero, que ya estaba en el centro de atención, se hizo público durante el Mundial de Fútbol de Sudáfrica (2010).

España acababa de ganar la Copa y al finalizar el partido, Carbonero fue a entrevistar al portero de la selección que se encontraba visiblemente emocionado. Casillas estaba dando las gracias cuando le plantó un beso en directo a la periodista.

"Estoy súper contento y alegre. Nos lo hemos merecido de principio a fin. Quiero dar las gracias a la gente que me ha apoyado siempre, a mis padres, a mi hermano... " Iker no pudo continuar porque se le hacía un nudo en la garganta y Carbonero trataba de tranquilizarle diciéndole que no pasaba nada, que hablaban un poco del partido y que luego retomaban la entrevista.

En ese momento, el deportista le echó coraje y le dio un beso a su novia que muerta de la vergüenza devolvió la conexión al estudio. La pareja había comenzado su relación en 2009.

Años después, Iker comentaba entre risas que Sara "le hizo la cobra" en aquel momento porque se echó hacia atrás. Realmente, la pareja no lo había pasado muy bien durante el Mundial ya que la culpaban de distraer al guardameta. "Habíamos sufrido bastante. Se habían metido mucho con ella y aquel momento era el broche ideal para poner punto y final a aquel campeonato", explicaba el madrileño en el programa En tu casa o en la mía.

Tras el histórico beso, la pareja continuó dando pasos en su relación: ella se mudó a la casa que él tenía en la zona de Boadilla del Monte (Madrid) y posteriormente se fueron a vivir a La Finca. Martín, el primer hijo de ambos, llegaba al mundo el 3 de enero de 2014.

Dos años más tarde, Iker y Sara se casaban en la más estricta intimidad (20 de marzo de 2016). Una boda por lo civil ya que Iker no está bautizado. Meses después (2 de junio) nacía Lucas, su segundo hijo.

Ver esta publicación en Instagram

Todo controlado por aquí, un susto grande pero con las fuerzas intactas. Muchísimas gracias a todos por los mensajes y el cariño 😃💪🏼

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el1 May, 2019 a las 12:03 PDT

Ese mismo año, el F. C. Oporto fichaba a Casillas quien dejaba el Real Madrid, club en el que estaba desde 1998. Sobre su salida del Madrid se habló mucho y tres años más tarde él habló sobre cómo se sentía. "Estaba muy expuesto a las críticas y a la opinión pública, algo que acabó por ayudarme a decidir, necesitaba estar tranquilo a nivel personal, cosa que en Madrid no estaba", comentó.

Desde entonces, la familia al completo vive en Portugal. Sara pidió una excedencia en Mediaset, pero desde hace unos meses se ha incorporado a Deportes Cuatro con un programa de entrevistas. Al ser una sección grabada, la periodista tiene más flexibilidad para hacer su trabajo que compagina con su labor como empresaria y las colaboraciones que tiene con diferentes marcas de moda.

Mayo ha sido un mes negro para el matrimonio. A principios de mes, Iker sufría un infarto durante un entrenamiento. Se le trasladó al hospital donde se le realizó de urgencia un cataterismo, pero está claro que no volverá a jugar más en toda la temporada.

Cuando no se habían recuperado del susto, a Sara Carbonero le detectaban un tumor en un ovario. La propia periodista lo anunciaba en redes sociales y pedía respeto a los compañeros de profesión. En 2018, la periodista reveló que le habían extirpado un tumor que era benigno.