Patinete eléctrico
Un hombre circula con un patinete eléctrico. EFE/ FERNANDO ALVARADO

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado inicialmente el decreto que regula las restricciones de circulación de algunos vehículos de movilidad personal (VMP) en el distrito de Ciutat Vella coincidiendo con los meses de verano.

El objetivo de esta medida, que se aplica desde 2016, es controlar la ocupación del espacio público y las molestias a los vecinos.

Así, los vehículos de movilidad personal y los ciclos de más de dos ruedas de uso comercial no podrán circular por el interior del distrito de Ciutat Vella y solo podrán desplazarse por dos rutas ya determinadas que les permiten cruzar el distrito de norte a sur y de este a oeste.

Este documento estará en exposición pública hasta medios del mes de junio.

Las dos rutas para el distrito de Ciutat Vella son una que va desde Portal de la Pau por paseo Colom, paseo de Isabel II, Marqués de l’Argentera y paseo de Circunvalación y otra que empieza en el paseo de Picasso y pasa por Lluís Companys, el paseo de Pujades y la avenida Meridiana.

La restricción se aplica sobre los siguientes tipos de vehículos: A, B y C1 de uso de actividad económica. Los vehículos de tipo A incluyen los de dimensiones más pequeñas: patinetes eléctricos pequeños, rueda eléctrica y plataforma eléctrica. Los B, patinetes eléctricos grandes y segways. Y los C son los ciclos de más de dos ruedas que se usan para realizar algún tipo de actividad económica o de ocio.

Los vehículos de movilidad personal y ciclos de más de dos ruedas que realicen una actividad de explotación económica, además, tendrán que estar identificados y, en algunos casos, inscritos en el registro que corresponda.

La ordenanza prevé multas de hasta 100 euros para las infracciones de carácter leve, de hasta 200 euros para las de carácter grave y de hasta 500 euros para las de carácter muy grave.

Los vehículos de uso personal, sin embargo, no se verán afectados por este decreto de restricción y tendrán que respetar la normativa general que estipula la ordenanza.

Mejorar las condiciones de vida del vecindario de Ciutat Vella

La restricción de la circulación de estos vehículos es una de las actuaciones enmarcadas en el plan de vecindad de Ciutat Vella, en marcha desde el año 2017 e impulsado para mejorar la vida del vecindario en los barrios del distrito, garantizando el equilibrio entre la vida vecinal y otros usos que se dan en el espacio público.

Los objetivos principales de este plan son: velar por el descanso de vecinos, fomentar la convivencia en Ciutat Vella, garantizar la seguridad y el cumplimiento de la normativa vigente y velar por el buen uso del espacio público. Comporta el refuerzo de los recursos ya desplegados en el distrito, con agentes cívicos, auxiliares de espacio público y técnicos de intervención social.


Consulta aquí más noticias de Barcelona.