En un comunicado, el sindicato ha mostrado su "consternación" ante el accidente laboral que ha causado la muerte al operario, subcontratado de la empresa Beroa.

La Federación de Industria de UGT-Euskadi (FICA) ha denunciado el repunte que ha sufrido esta última semana la siniestralidad laboral, tras los dos accidentes laborales mortales que se registraron este pasado martes en las localidades de Zarautz y Zestoa, lo que suma 13 fallecidos en Euskadi en 2019.

Ante este repunte de la siniestralidad, UGT-Euskadi ha exigido a las administraciones que fortalezcan las políticas de prevención de accidentes laborales en la Comunidad, así como "revertir la precariedad que se ha instalado en las empresas y la falta de derechos que ha generado la reforma laboral para prevenir la lacra de los accidentes laborales".

Además, ha reclamado a las administraciones una "mayor vigilancia y control" sobre las empresas, principalmente en aquellos trabajos subcontratados, por lo que deben ser "más rigurosas con la evaluación y prevención de los riesgos en el lugar donde se llevan a cabo los trabajos".

CCOO

Por su parte, CCOO ha lamentado "profundamente" los dos accidentes laborales que este miércoles han costado la vida a un transportista en el puerto de Barazar y a un trabajador de la empresa Beroa en las instalaciones de Aceros Olarra, de Loiu. "Beroa trabaja de forma habitual como empresa subcontratada de Aceros Olarra para la labor de montaje de cucharas de los hornos", ha indicado.

El sindicato ha recordado que "estamos en una semana verdaderamente dramática, puesto que el lunes fallecieron otros dos trabajadores en sendos accidentes acaecidos en Zestoa y Zarautz".

CCOO ha reclamado que "atajar el drama de los accidentes de trabajo se convierta de una vez por todas en prioridad para las administraciones públicas y que las empresas se preocupen de implantar medidas preventivas para que no se produzcan estos accidentes".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.