La candidata de Podemos-Equo al Ayuntamiento de Zaragoza, Violeta Barba, se ha mostrado convencida de que puede lograrse una ciudad "más justa" y conseguirlo "de una manera diferente a como se ha venido haciendo la política municipal hasta ahora, no solo venciendo, sino convenciendo" ya que de lo contrario no son posibles "proyectos municipales a medio plazo, que es lo importante para la ciudadanía".

En una entrevista concedida a Europa Press con motivo de las elecciones de este domingo, 26 de mayo, ha expuesto la necesidad "convencer al resto de fuerzas políticas para tener una mayoría estable" y ha estimado que su experiencia como presidenta de las Cortes de Aragón demuestra que es compatible la pluralidad y el diálogo.

Barba ha dicho que puede aportar al Ayuntamiento de Zaragoza su capacidad "de interlocutar con los diferentes partidos políticos" y ha sostenido que muchas medidas han de emanar del pleno y por eso es preciso "contar con mayoría" en él, algo que "implica hacer cesiones" y lograr así una "política útil" más allá "de darse golpes en el pecho con las consignas de cada cuál".

No obstante, ha estimado difícil lograr acuerdos con partidos como PP o Ciudadanos porque "defendemos modelos antagónicos de ciudad", ellos "quieren bajar impuestos a los ricos o seguir expandiendo la ciudad de forma insostenible", con "recalificaciones a la carta para sus amigos, que es lo que defienden con el complejo de ocio y compras TorreVillage", mientras que "nosotros apostamos por el pequeño comercio".

DEMASIADA BRONCA

Barba ha opinado que en el consistorio ha habido "demasiada bronca" estos últimos cuatro años, "muchas idas y venidas, mucho ruido", algo que "no es culpa de la pluralidad, sino de cómo se ha gestionado" porque es cuestión "de talante" y de voluntad de llegar a acuerdos, algo que "ha faltado" por parte "de todos los partidos que estaban representados en el Ayuntamiento de Zaragoza".

Ha explicado que su salto de la política autonómica a la municipal por su deseo de liderar un proyecto en la institución "más cercana" a la ciudadanía y como según el régimen interno de Podemos solo pueden estar ocho años en política ha optado por este ámbito.

Barba está percibiendo "muy buena respuesta" en la campaña. "La gente está contenta, conoce nuestro proyecto" y "a Podemos, en general, las campañas le vienen bien", gracias a ellas "remontamos" y por eso ha opinado que los zaragozanos "confiarán" en su candidatura.

GOBIERNOS DE ENTENDIMIENTO

La cabeza de lista de Podemos-Equo ha considerado que ante la fragmentación de la izquierda "será imprescindible llegar a acuerdos" y los gobiernos que surjan de las urnas "serán necesariamente gobiernos de entendimiento".

En su caso, se ha mostrado abierta a pactar con las fuerzas progresistas, para apuntar que Chunta Aragonesista y Zaragoza en Común también "lo ha dicho claro", pero "habrá que ver qué quiere hacer el PSOE, si opta por las fuerzas progresistas o pacta con Ciudadanos (Cs), una fuerza de la derecha que llega a acuerdos con Vox en Andalucía".

Barba ha lamentado que la candidata del PSOE a la Alcaldía de Zaragoza, Pilar Alegría, "esté ocultando con quién quiere pactar" puesto que "se lo hemos preguntado por activa y por pasiva, tanto CHA, como nosotros y sale por peteneras" lo que quiere decir que "si le dan los número, se planteará gobernar con Cs".

A su entender, los acuerdos tienen que ser "globales" y los resultados de las elecciones municipales y autonómicas "van a influir en los pactos estatales". Son "una segunda vuelta en toda regla" en la que el PSOE "está esperando a ver con quién pacta" y "por eso es importante que la gente confíe en Podemos-Equo si quería lanzar ese mensaje al PSOE de que con Rivera no", ha argumentado.

RELACIÓN CON ZEC

Barba ha señalado, sobre su relación con ZeC, coalición con la que concurrió Podemos a las elecciones municipales de 2015, que esa formación ahora "la integra esencialmente Izquierda Unida" y el sistema democrático supone que los ciudadanos tengan la posibilidad "de elegir entre los diferentes modelos y partidos" y después "nuestra responsabilidad es intentar llegar a acuerdos".

Asimismo, ha considerado una "paradoja" que la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas les de mejores resultados a ambas formaciones por separado que los que obtuvieron al concurrir conjuntamente, a pesar de que algunos "auguraron un descalabro" por haber ido por separado, pero, no obstante, "habrá que ver lo que dice la gente el día 26".

Por otra parte, ha esgrimido que hablar de pactos globales no significa "intercambio de nada", sino "dialogar en todos los aspectos que se pueda" y ha remarcado la "coordinación" que tiene con la candidata a la Presidencia de Aragón, Maru Díaz, frente otros partidos que hasta ahora ofrecían "candidaturas enfrentadas, como si cada partido se dividiera la cuota de poder territorial en función de quien encabezada una u otra".

RIESGO

La candidata de Podemos-Equo ha apostado por evitar el "riesgo" que supone el incremento del precio de la vivienda, una situación a la que hay que "poner coto" para que el alquiler no siga subiendo, "impidiendo a los jóvenes emanciparse o a las familias de tener viviendas dignas sin necesidad de ir al extrarradio, que es el modelo que ha estado alimentando la derecha durante los últimos años".

Para eso, ha propuesto incrementar la bolsa de vivienda pública en alquiler, no solo de tipo social, media que sería "una de las primeras cosas que haríamos al llegar al ayuntamiento".

Barba también ha defendido las políticas sociales enfocadas a las familias, a quienes tienen hijos y cuidan de sus mayores, implantando la gratuidad de las escuelas infantiles municipales de 0 a 3 años y poniendo en marcha un proyecto piloto de escuela infantil en horario nocturno favoreciendo al conciliación, que es "avanzar en feminismo".

Para las personas mayores, además de hacer frente a la situación de quienes están solos y de acabar con las listas de espera en teleasistencia para mayores de 70 años, ha apostado por planes de respiro para las personas que cuidan. Por otra parte, ha defendido un política fiscal "justa y redistributiva", en la que "aporte más quien más tiene" y suprimir el Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas.

Un plan de renovación de las grandes avenidas es parte de su programa, con visión "estratégica" y financiación plurianual, no solo "parcheando la ciudad de forma esporádica", así como impulsar la línea 2 del tranvía a través de una empresa municipal y cofinanciada por otras Administraciones.

Ha apostado por una movilidad "sostenible e intermodal", seguir ampliando la red de carriles bici y el servicio municipal BIZI, además de "volver la vista a los barrios" y a la ciudad consolidada, así como desarrollar el plan estratégico de turismo impulsado por Fernando Rivarés esta legislatura.

Entre este ámbito, ha planteado itinerarios para peatones en los diferentes barrios, en coordinación con el tejido comercial y dar más relevancia al Festival de Cine de Zaragoza.

Por otra parte, ha considerado necesario remodelar el estadio de fútbol de la Romareda, pero con la aportación de otras Administraciones y del propio equipo del Real Zaragoza, y que también pueda utilizarse para otro tipo de espectáculos públicos "lo que traerían rédito a la ciudad, como grandes conciertos".

Para las riberas del Ebro, aboga por mejorarlas y aprovechar "toda la potencialidad usos lúdicos y estivales", tanto de este río, como del Gállego y del Huerva, "e incluso recuperar alguna de las playas fluviales clásicas del Ebro", algo que "tendría que hacerse con el consenso de la Confederación Hidrográfica" y para lo que propone la firma de un 'Contrato de Ríos' con los alcaldes ribereños.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.