"Era lo que estábamos pidiendo, que se llevara a la Oficina de Control de Contratos", ha indicado a Europa Press el presidente del AMPA, Francisco Manuel Amaya, quien ha recordado que han sido varias las peticiones que han hecho para tener información detallada sobre la intervención al no estar conformes con ella y con el "supuesto coste" de en torno a 40.000 euros.

Así lo ha indicado tras recibir este miércoles un escrito firmado por el concejal de Hacienda y Contratación, Manuel Bonilla, en el que pide a la citada oficina que inicie "expediente de revisión de contrato y de la obra, tanto desde el punto de vista jurídico como técnico".

Se trata de una medida que se produce tras el escrito registrado este martes por el AMPA acompañado del informe que los progenitores han encargado a un ingeniero técnico, experto al que han recurrido ante las "discrepancias" suscitadas en la reunión mantenida con la Concejalía de Educación, el técnico municipal encargado y la empresa adjudicataria de las obras sobre la "correcta ejecución de la obra" y "los grandes desajustes entre lo proyectado en la memoria valorada y lo realmente ejecutado".

Amaya ha explicado que ese informe "corrobora que las obras han sido deficientemente ejecutadas", la existencia de "enormes desajustes entre las partidas presupuestadas y ejecutadas". Se ha detenido en "el desajuste de más de 1.000 horas de mano de obra", ya que se recoge como realizadas 1.672 cuando "trabajaron dos personas del 2 al 17 de octubre, excluidos festivos".

También se ha referido a la gestión de residuos. "Decían que se habían retirado doce contenedores y no entró ni uno. El propio centro señala que no le consta que se retiraran con contenedores ni camiones", ha comentado.

Por todo ello, el AMPA solicitaba ponerlo en conocimiento del área de contratación y llevar cabo los trámites necesarios para exigir a la empresa que "realice las obras cumpliendo con la normativa vigente, con soluciones eficaces y atendiendo cuantas reparaciones siguen siendo precisas".

Igualmente, pedía determinar "lo realmente ejecutado" por la adjudicataria "para que únicamente se le abone el importe de esos trabajos y nunca el que consta en la memoria valorada, con la que existe un enorme desajuste".

"Todo esto debería haber salido del Ayuntamiento, cuando se le estaba advirtiendo de lo que ocurría y sólo nos decían que estaba todo bien hecho. Ahora esperamos que se depuren responsabilidades", ha manifestado Amaya, quien ha dicho no entender cómo se contrata a la misma empresa que "le está haciendo mal trabajos, como ha ocurrido en el mercado de San Francisco".

Así las cosas, ha confiado en que, antes de que pase el periodo de garantía de un año, se acometa las actuaciones necesarias para evitar realmente las goteras y humedades que afectan a los escolares del Alfredo Cazabán.

Consulta aquí más noticias de Jaén.