"Después de iniciar una veintena de obras deprisa y corriendo, algunas de ellas con irregularidades y defectos, el siguiente capítulo es inflar el censo para obtener votos de la forma más ruin", ha criticado el dirigente 'popular', que ha precisado que semanas antes de cerrarse el censo se incorporaron hasta 43 personas que, en su mayoría, son familiares y conocidos de concejales del PSOE que ni viven ni tienen vivienda en el municipio.

Santaolalla ha resaltado que "es lamentable que el alcalde recurra a estas malas artes con tal de apoltronarse en el sillón". "El alcalde debe estar realmente nervioso si se ha visto obligado a recurrir a este tipo de irregularidades", ha apuntado el candidato del PP, que considera que el PSOE está vislumbrando "un fin de ciclo, porque el pueblo pide otra manera de hacer las cosas".

"Los pecheros no nos merecemos un alcalde que no convoca plenos y no responde a los requerimientos del Defensor del Pueblo Andaluz; no nos merecemos un regidor que inicia de malas formas obras por todo el municipio, utilizando el dinero de los vecinos de forma electoralista; y tampoco nos merecemos que se infle el censo para intentar conseguir una victoria de la que ya empieza a dudar", ha enumerado Santaolalla.

Al respecto ha apuntado que "lo mejor que nos puede pasar es que el próximo 26 de mayo los vecinos opten por un cambio de gobierno y por otra forma de hacer las cosas, tal y como proponemos desde mi candidatura".

Consulta aquí más noticias de Málaga.