Según ha informado CCOO en un comunicado, las organizaciones patronales y los sindicatos UGT, USO y FSIE han decidido "rubricar un texto que no supone ninguna mejora laboral y que además condena a la precariedad a un colectivo duramente golpeado por la crisis y la congelación salarial que arrastran desde 2011".

A su juicio, "el convenio que se acaba de firmar no soluciona ninguno de los múltiples problemas existentes en el sector y no prioriza el reconocimiento profesional de las tareas que desarrollan las educadoras".

"Los 930 euros brutos de salario baso que establecerá el convenio muestran el desprecio hacia un colectivo, que en las Islas se calcula es de 2.000 personas, con retribuciones congeladas desde hace siete años y medio", han lamentado.

Por ello, han asegurado que la decisión de firmar un nuevo convenio "provocará que se continúe profundizando la brecha salarial por cuestión de género que motivó la huelga feminista del pasado 8 de marzo".

Finalmente, han señalado que desde CCOO se ha intentado "evitar la firma de este convenio con varias concentraciones y con la huelga convocada el martes en Baleares", la cual tuvo "un seguimiento del 80 por ciento".