Perros comiendo sus propios excrementos, hacinados en cubículos diminutos, atados a cuerdas de pocos centímetros y acompañados por cadáveres de otros animales. Esa es la situación que se produce en algunas perreras de Canarias, donde viven rehalas ilegales, que ya ha denunciado el Partido Animalista, Pacma.

La formación política ha difundido este miércoles unas grabaciones en las que se observa a los perros concentrados en zulos, la mayoría en suelo público, y ha criticado la inacción de las administraciones ante esta situación.

Para acabar con esta circunstancia, Pacma ha interpuesto más de diez denuncias ante las distintas administraciones, pero no ha conseguido ninguna reacción por su parte.

"El problema de las rehalas ilegales en las Islas Canarias necesita una solución urgente. La situación que vive el archipiélago con los animales destinados a la caza es indignante", ha censurado Pacma a través de un comunicado. 

El Partido Animalista explica que la "cría indiscriminada de podencos y otras razas en zulos ilegales improvisados en barrancos" provoca la saturación de los albergues y las protectoras de animales, que no dan a basto para acoger a estos perros.

"La administración está informada, pero no mueve un dedo. Se crían cientos y cientos de camadas para cubrir las necesidades de cazadores y para la compraventa", detalla Pacma, al tiempo que apunta que los perros que "no sirven" a los rehaleros son descartados y acaban en "protectoras, cunetas o contenedores de basura".

Esta situación provoca, destaca la formación, que existan zulos en suelo público, donde los cazadores y rehaleros hacinan a cientos de animales, que no reciben los cuidados veterinarios básicos y que están durante largo tiempo "dejados a su suerte".

Más de diez denuncias

Pacma ha denunciado en más de diez ocasiones esta situación ante las distintas administraciones y afirma que todas están informadas de la cría de "estas camadas ilegales en terreno público y el maltrato al que se les somete",

Por este motivo, el Partido Animalista asegura que seguirá luchando por una nueva Ley de Protección y Bienestar para los Animales en Canarias y no descarta recurrir a las instituciones europeas para poner en marcha una nueva Regulación de Protección Animal de obligado cumplimiento en España.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.