IKER JIMÉNEZ Y CARMEN PORTER
Los periodistas Iker Jiménez y Carmen Porter, en 2019. GTRES

Puede que, algunas veces, sobre todo algunas noches, cualquier cosa, por nimia que esta sea, la consideren misteriosa. Lo que es extraño es que cataloguen así el llevar juntos 25 años.

Pero así son Iker Jiménez y Carmen Porter, los presentadores del ya longevo programa de Cuatro sobre cuestiones esotéricas Cuarto Milenio, que han hablado con Diez minutos sobre su vida más allá de psicofonías y sociedades secretas... aunque sí del miedo.

Jiménez, por ejemplo, cree que él es quien pasa más miedo de los dos. "Llevo desde pequeño en esto, cuando me aficioné a los ovnis. El miedo enseña los límites de cada uno", comenta, mientras que su esposa asegura que fue cuando a los 14 años fue a la Ouija del cementerio de Torrevieja.

Pero tras ello se conocieron (en la Universidad) y comenzaron a trabajar juntos. Lo que se dice un flechazo. "Sí [es un flechazo]. Y ahora es un misterio llevar 25 años juntos, porque hay que aguantarme a mí todos los días y yo soy muy pesado", advierte el periodista.

De Alma, la hija de siete años que tienen en común, aseguran que ya está acostumbrada al oficio de sus padres. "A ella le encantan estas cosas y no le da miedo nada. De hecho, nunca ha tenido una pesadilla", comentan.

Viajes paranormales

La entrevista viene a colación puesto que, tras años de petición de sus seguidores, organizarán viajes con la Nave del Misterio y al menos un miembro del equipo será el guía de los afortunados pasajeros.

Ellos, por supuesto, han experimentado sucesos paranormales allí por donde han pasado. Iker cuenta que no están "curados de espanto". "En el Hotel María Cristina de San Sebastián", prosigue, "nos pasaron cosas muy raras en la habitación porque había sido un hospital de guerra".

Ver esta publicación en Instagram

Vamossssss a por otro Cuarto Milenio!!!! Día de grabación con colores y sonrisas!!!!

Una publicación compartida de Carmen Porter (@carmenporter_oficial) el5 Dic, 2017 a las 3:35 PST

Porter, por su parte, cuenta que aunque le da miedo "ver el telediario cada día", en su trabajo, por ejemplo, "ha habido cámaras que han durado solo un día" por el pavor que sufrieron.

Ella también tiene tiempo de recomendar el que cree el viaje más enigmático que se puede hacer: Perú. "Desde que pones un pie en Lima, te encuentras el misterio por todas partes", asegura.

Para Iker Jiménez, sin embargo, no hace falta salir de nuestras fronteras. "El Aragón sobrenatural, allí está el sitio más impresionante de momias o la cripta de los endemoniados. O Las Hurdes, en Extremadura, que es como vivir en las tinieblas", describe.