Fiscalía mantiene su petición de pena de cárcel a un hombre por no pagar la concesión de un balneario en Playa de Muro
Fiscalía mantiene su petición de pena de cárcel a un hombre por no pagar la concesión de un balneario en Playa de Muro EUROPA PRESS

La Fiscalía mantiene su petición de tres años de cárcel para un hombre por no pagar la concesión de un balneario en la Playa de Muro durante los años 2011 y 2012. La defensa, sin embargo, pide la libre absolución de su cliente y considera que él es el perjudicado.

Durante el juicio, que ha tenido lugar este miércoles en la Audiencia Provincial de Baleares, el acusado ha defendido su inocencia y ha explicado que si no pagó la concesión -que superaba los 82.000 euros más IVA- es debido a que llegó a un acuerdo por el que el alquiler para la explotación se le compensaría por la maquinaria que él había instalado y las reformas que él había hecho de todos los balnearios de la playa, años atrás.

En concreto, ha explicado que, en 2001, él, mediante una sociedad con la mujer del entonces alcalde de Santa Margalida, empezó a explotar los balnearios de la Playa de Muro. Se hicieron cargo del alquiler de las hamacas, sombrillas, velomares y de la explotación de los chiringuitos, restaurantes y cafeterías. "Cuando empecé a explotarlos estaban en un estado deplorable pues llevaban dos años cerrados", ha explicado.

Así, ha relatado que se invirtieron "de promedio 150.000 euros en cada balneario" derivado de la maquinaria, las mesas y sillas y el resto de las instalaciones. Tras varios años de explotación conjunta, la sociedad se disolvió y, en 2007, él empezó a explotar solo el balneario número 4.

Fue en el último periodo -2011-2012- de la concesión de este balneario cuando, según el acusado, se llegó a un acuerdo para compensar el alquiler del balneario por la maquinaria y las reformas.

"SI HUBIERA UN ACUERDO, CONSTARÍA EN EL CONTRATO"

Durante el juicio, ha declarado como testigo la gestora administrativa de la empresa que cedió los balnearios. Esta ha señalado que no se llegó a ningún acuerdo de compensación con el acusado. "Si hubiera existido, constaría en el contrato y no se hubiera hecho hincapié en que la garantía del pago eran los pagarés", ha remarcado.

Por su lado, el administrador de esta empresa, una sociedad limitada, también ha negado que se llegara a tal acuerdo de compensación.

Otra testigo, empleada de la entidad bancaria de la que era cliente el acusado, ha explicado que se le denegaron los pagarés porque su situación "no era viable para hacer la operación", pues no tenía patrimonio "suficiente" para responder.

El que fuera el abogado del acusado en el momento de los hechos ha señalado que existía una "predisposición" para acordar una compensación pero que no le consta que se llegar a materializar el acuerdo referido.

Con esto, la Fiscalía ha mantenido su petición de pena de cárcel. Además, en sus conclusiones definitivas, ha cambiado el delito de estafa por un delito de estafa agravada.

El abogado de la acusación particular, que pide cuatro años de cárcel, ha pasado sus conclusiones provisionales a definitivas. Sobre la posibilidad de la compensación, ha explicado que existe una setencia firme al respecto que señala que sociedad limitada no está obligada a devolver nada en relación a la maquinaria ni debe asumir responsabilidad alguna. "No existe derecho a compensación ni existe acuerdo", ha asegurado.

La letrada de la defensa, por su lado, ha pedido la libre absolución de su cliente pues señala que "no hay artificio ni ardid ni puesta en escena" para conseguir el contrato ya que el acusado fue a tramitar los avales pues la intención era pagar aunque después, tal como ha dicho, "se llegó a un acuerdo de que la maquinaria iría por el alquiler".

Además, ha manifestado que "en ningún momento se dice en qué consistió el engaño". "No existe el engaño, es la sociedad la que ha estado alquilando los balnearios con la maquinaria y las reformas" del acusado, ha señalado, para después decir que él es el "perjudicado".