El pasado día 10 de mayo entraron en el establecimiento y mientras las tres mujeres distraían a las dos dependientas, el hombre aprovechó para entrar en la oficina y sustraer dos estuches en los que había 5.000 euros en billetes.

El titular del establecimiento presentó denuncia en el Cuartel de la Guardia Civil de Langa de Duero y tras las oportunas y laboriosas gestiones realizadas, con la colaboración ciudadana, se consiguió identificar en primer lugar el vehículo en el que viajaban y posteriormente a sus cuatro ocupantes, que fueron reconocidos por las dependientas sin ningún género de dudas como los que cometieron el hurto.

Las cuatro personas han sido identificadas pero permanecen en paradero desconocido.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de El Burgo de Osma.

Consulta aquí más noticias de Soria.