Según ha informado el Ayuntamiento este miércoles, sobre las 23.45 horas los policías observaron cómo esta persona practicaba la venta ambulante en s'Arenal. Así, cuando le pidieron la documentación para denunciarle por incumplimiento de las ordenanzas municipales, el hombre presentó una tarjeta de identidad francesa cuya fotografía no coincidía con su aspecto.

Los agentes le pidieron, por tanto, una prueba caligráfica, pero ni sus datos ni su firma coincidían con los del documento presentado. Así pues, los policías comprobaron que el documento entregado constaba como robado en Francia, por lo que el sujeto fue detenido como autor de un presunto delito de falsedad documental.