Según la Benemérita, desde el 30 de abril del presente año se había producido en La Campana un aumento de delitos de robo con fuerza en establecimientos públicos y viviendas, con dos denuncias formalizadas. Los robos se produjeron en la gasolinera de la localidad, en un estanco y dos robos en viviendas habitadas, aprovechando que los moradores no se encontraban en las mismas.

Las sospechas de la Guardia Civil se dirigieron hacia un individuo toxicómano que residía de alquiler en un domicilio próximo a dos de las viviendas forzadas. El día pasado 2 de mayo, tras cometer supuestamente el quinto robo con fuerza en la gasolinera de la población, este individuo fue detenido por agentes del Puesto de la Campana. Durante la detención, los agentes tuvieron que solicitar apoyo de otras unidades debido a la gran resistencia que opuso este individuo, que además se autolesionaba y amenazaba a los guardias civiles y viandantes que presenciaban el arresto.

Una vez detenido, se procedió a su traslado al centro médico para ser asistido de las lesiones que se había infligido y hubo que suministrarle calmantes debido al estado de nerviosismo que presentaba, posiblemente debido a su adicción.

El detenido es J.L.M.A. de 33 años, vecino de la Campana. Al comunicar la detención de esta persona a su pareja, ésta informó a la Guardia Civil de que vivía "amenazada" por el individuo y que temía por su vida y la de sus tres hijos menores de edad fruto de otra relación anterior, por lo que presentó una denuncia por amenazas en ámbito familiar, informándole los agentes de la opción de solicitud de un centro de acogida. El detenido junto con las diligencias ha sido puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Lora del Río.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.