Sant Cugat del Vallès es la primera localidad de Barcelona en multar por malgastar agua

  • Ha abierto el primer expediente sancionador a una promotora por malgastar agua potable al llenar una piscina.
  • Los 33 municipios que forman el Área Metropolitana empezaron desde este lunes a multar a los ciudadanos que malgasten agua potable.
  • Los multados tendrán que abonar hasta 750 euros por una sanción leve, hasta 1.500 por una grave, y hasta 3.000 euros por una muy grave.

Prohibido malgastar agua. Los 33 municipios que forman el Area Metropolitana de Barcelona empezaron desde este lunes a multar a aquellos ciudadanos que malgasten agua potable. Las sanciones pueden llegar a alcanzar los 3.000 euros en el caso de que se consideren muy graves, como ocurrirá en el caso del uso de este recurso para llenar grandes piscinas o para regar jardines de más de 3.000 metros cuadrados.

Las primeras multas no han tardado mucho en llegar. Ha sido el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès el que ha tenido el 'honor' de abrir el primer expediente sancionador a una promotora por malgastar agua potable al llenar una piscina.

En rueda de prensa, la teniente de alcalde de Medio Ambiente, Marta Subirà (CiU), explicó que el aviso lo dio el 13 de marzo un vecino al observar que se estaba llenando de agua una piscina comunitaria de una edificación plurifamiliar, por lo que alertó a la Policía Local, quien abrió diligencias y lo hizo llegar a los servicios jurídicos de Medio Ambiente del consistorio.

Las nuevas sanciones forman parte de una modificiación del reglamento de abastecimiento de agua potable que aprobaron, el pasado jueves, los 33 municipios implicados de forma definitiva, en el último encuentro de la Entitat del Medi Ambient (EMA), el órgano metropolitano que los agrupia.

Cuantía de las sanciones

Por ejemplo, se prevén sanciones de 30 euros a quien lave el coche en la vía pública utilizando agua potable, y 50 euros a quienes utilicen este recurso para regar jardines pequeños, de menos de 250 metros cuadrados de superficie. La gravedad de las sanciones será proporcional al tamaño de la piscina o jardín en cuestión. Así, los multados tendrán que abonar hasta 750 euros por una sanción leve, hasta 1.500 por una grave, y hasta 3.000 euros por una muy grave.

En el caso de que el sancionado reincida dos veces en un mismo comportamiento por el que ha sido multado, ello se considerará una infracción muy grave, por lo que se podría llegar a ordenar el precinto de la toma de agua potable en cuestión.

Serán los Ayuntamientos quienes gestionen las sanciones, e inspectores municipales, policías locales y los Mossos d'Esquadra se encargareán de detectar el consumo improcedente de agua de boca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento