Los senadores del PP durante la elección de la mesa del Senado.
Los senadores del PP durante la elección de la mesa del Senado. EFE / EMILIO NARANJO

La nueva legislatura ha comenzado con tensión también en el Senado entre PP y PSOE a causa de la conformación de la Mesa. Los socialistas, que habían conseguido la mayoría absoluta de la Cámara Alta, acordaron ceder una de las secretarías a los populares, de forma que ambos partidos tuvieran tres senadores para "rebajar la tensión y fomentar el diálogo", mientras que el PNV tendría uno. Sin embargo, el PSOE ha roto su acuerdo y ha dejado finalmente al PP sin el tercer senador de la Mesa y sumando cuatro para los socialistas.

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, ha acusado a los socialistas de haber incumplido de forma "improvisada" el pacto que habían alcanzado ambos partido, sin "ninguna explicación" ni "previo aviso". "Ha sido un mazazo inicial a la confianza que tiene que haber en las conversaciones", ha explicado Cosidó en declaraciones a los periodistas al término del pleno constitutivo del Senado.

A raíz del cambio de parecer en los socialistas, el PP, que principalmente iba a contar con una de las vicepresidencias y dos secretarías, se ha tenido que conformar con que el senador Pío García Escudero asuma el cargo de vicepresidente segundo y Rafael Hernando el de secretario último. De esta manera, el PSOE se hace con la mayoría en la mesa con cuatro puestos, el PP se queda con dos y el PNV con uno.

Según ha expresado Cosidó, la "confianza" entre los partidos mayoritarios es "esencial" para desarrollar la "voluntad de llegar a acuerdos", y se puede ver quebrada "si se llega a un pacto y ese pacto se incumple sin previo aviso". Por tanto, ha reprochado al partido socialista que comience el nuevo período político llevando a cabo esta medida, una actuación perjudicial "para los intereses generales de España".

Castigo por su abstención a Iceta

El portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha justificado la decisión de su partido por la abstención del PP en la sesión del Parlament catalán en la que se vetó a Miquel Iceta como senador y futuro presidente de la Cámara Alta.

En declaraciones a los medios al término de la sesión constitutiva del Senado, Gil ha asegurado que su partido valoró "la posibilidad de tener un gesto" con el PP y cederle un puesto en la Mesa, de forma que el PSOE perdería la mayoría absoluta, pero se encontraron con una "respuesta poco alentadora" en la actitud de "enfrentamiento" de los populares.

El portavoz socialista ha subrayado que "la aritmética parlamentaria es muy tozuda" y que al PSOE le corresponderían cinco puestos de los siete que tiene la Mesa. Sin embargo, en un principio decidieron ceder uno o dos para "rebajar la tensión y fomentar el diálogo", de manera que el PP lograría tres, los mismos que el PSOE, y uno el PNV.

El PP se abstuvo en la sesión del Parlament en la que se rechazó la designación de Iceta como senador autonómico sin respetar la candidatura socialista, lo que Ander Gil ha calificado de "hecho insólito muy grave", porque impidió que Iceta pudiera entrar en el Senado para ser elegido su presidente. El portavoz ha responsabilizado también a los partidos independentistas, que votaron en contra de su nombramiento.

Además, ha criticado que desde la formación de Pablo Casado se sigan realizando "ataques" al "compromiso institucional" de los nuevos presidentes de las Cámaras, Mertixell Batet en el Congreso y Manuel Cruz en el Senado, en lo que ve más motivos para "no poner en riesgo" la actividad parlamentaria cediendo un puesto de la Mesa.