'Pint of Science'
Una imagen del 'Pint of Science'. FACEBOOK

La ciencia sale de bares, y con la intención de potenciar la cultura científica, y sobre todo de que los contribuyentes conozcan lo que se hace con su dinero en ese ámbito, más de 150 locales de 73 ciudades españolas se han sumado a la iniciativa mundial 'Pint of Science'.

En España, casi 800 científicos se han unido a este peculiar festival científico, que nació en el Reino Unido en el año 2012 impulsado por un grupo de doctores del Imperial College de Londres y que ha crecido año tras año hasta sumar bares de 24 países en esta edición, que se prolongará hasta mañana.

Aquel año, varios doctores quisieron llevar a un grupo de pacientes de párkinson y alzheimer a los laboratorios para que conocieran las investigaciones que había en marcha para avanzar el conocimiento y tratamiento de sus enfermedades.

La bióloga Xenia Villalobos, especialista en terapia génica y responsable de la gestión de proyectos en el hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, ha subrayado la importancia de que los ciudadanos conozcan cómo se emplea el dinero público en el ámbito de la ciencia.

Xenia Villalobos es una de las coordinadoras de esta iniciativa en España, y en declaraciones a Efe ha subrayado que la cultura, "también la cultura científica", hace a los ciudadanos más libres y la información ayuda a adoptar decisiones más consecuentes.

Se ha referido en ese sentido y como ejemplo al movimiento "antivacunas" que durante los años ha cobrado fuerza en muchos países, y ha asegurado que se trata en la mayoría de los casos de personas mal informadas y que toman decisiones sin una adecuada base científica.

800 científicos solo en España

Con el objetivo de acercar la ciencia a los ciudadanos y satisfacer curiosidades, casi 800 científicos disertarán en bares españoles sobre temas muy dispares, como la mente humana, la robótica, modelos matemáticos, el cambio climático, la conducción autónoma o la inteligencia artificial.

En un bar de Santiago de Compostela los clientes pueden saber que los arrecifes de coral albergan el 25 por ciento de la biodiversidad marina del planeta y están muy amenazados, pero también por qué su buena o mala salud es determinante no solo para los 500 millones de personas que obtienen su sustento directamente de ellos, sino para toda la humanidad.

En Soria los curiosos pueden conocer la estrecha relación entre el corazón y el cerebro, y por qué el segundo sigue al primero cuando hay un fallo; hay respuesta, y es porque la autopista que los une es de dos sentidos: conduce las emociones con el corazón y los latidos con el cerebro.

Por eso es importante conocer qué sucede cuando esa autopista que une el corazón con el cerebro se colapsa, se detiene y se derrumba el puente.

En Barcelona es posible conocer estos días las "cicatrices invisibles" de la violencia machista, y lamentar las evidencias científicas que revelan que las mujeres que sufren la violencia de un compañero íntimo tienen más riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, respiratorias o mentales, o alarmarse ante el dato de que el riesgo de suicidio entre ellas es cuatro veces mayor.

Y en un bar de La Frontera, en la isla canaria de El Hierro, los clientes pueden conocer las ventajas y las desventajas de una sociedad tan conectada, y de cómo la inclusión de GPS en dispositivos móviles o relojes digitales permite a empresas e investigadores saber dónde se encuentra, qué lugares visitan y sus hábitos más rutinarios, con todo lo que ello conlleva, para bien y también para mal.

Casi 400 eventos

Así, la iniciativa, que , en los que se han programado casi 400 eventos para potenciar la cultura científica.

La organización del festival, que se enmarca en un proyecto que a nivel mundial engloba a más de 400 ciudades de 24 países de los cinco continentes, cuenta en España con el respaldo de 'Precipita', la plataforma de micromecenazgo creada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) para financiar proyectos de investigación y divulgación científica de centros públicos de investigación.

Xenia Villalobos ha subrayado a Efe la importancia de estrechar la conexión entre la ciencia y la sociedad, pero también entre la ciencia y la política, y se ha mostrado convencido de que los métodos y las evidencias científicas pueden ayudar a mejorar la política y muchas iniciativas públicas.