Recarga de coche eléctrico.
Coche eléctrico recargando. Mike Bird (Pexels)

A pesar de que el del coche eléctrico es un sector al alza, todavía queda mucho por hacer para asegurarlo: solo el 10% de los coches en España será eléctrico en el año 2030, según reflejan los datos recogidos por el Instituto de Investigación Tecnológica IIT-ICAI, de la Universidad Pontífica de Comillas en el estudio 'Vehículo eléctrico: situación actual y perspectivas futuras'. Y, con viento -y políticas- a favor, se estima que no será hasta dentro de 20 años cuando se den las circunstancias apropiadas para que se pueda electrificar el parque automovilístico español.

Por el momento España se mantiene fuera del 'top 10' de países con mayor cuota de mercado de coches con carga eléctrica, por lo que la inversión deberá ser mayor que la de otros países como Noruega (49.1%), Suecia (8%) u Holanda (6.7%), cuya penetración de automóviles de este tipo supera con creces a la del mercado español (0.9%).

Al margen de la producción, la inversión, el coste o las infraestructuras necesarias, existen otras razones por las que puede darse este margen de diferencia entre países. Una de ellas es el temor a que se pueda llegar a colapsar el suministro de energía por utilizarlo para recargar la flota eléctrica.  ¿Es esto una ‘fake news’ o podría llegar a pasar si todos los coches eléctricos se recargasen al mismo tiempo? La respuesta de la Red Eléctrica de España (REE), tal y como lo recoge Endesa, es un rotundo “no”.

La teoría de que la necesidad de recarga de los coches eléctricos podría, en palabras del presidente de REE, Jordi Sevilla, recogidas por Endesa en su página web, “producir un apagón porque no vamos a ser capaces de producir electricidad suficiente”, es exactamente eso, solamente una teoría que los expertos descartan porque consideran que “nuestro sistema eléctrico funciona con unos márgenes de seguridad suficientes para que eso no ocurra”.