Templo de Debod
Templo de Debod, en Madrid. PIXABAY

Lonely Planet ha designado este martes a Madrid como uno de los grandes destinos europeos de este verano para los viajeros de todo el mundo. La ciudad forma parte de la selección de Lonely Planet Best in Europe del 2019, el ranking anual que destaca los 10 destinos europeos que este verano deberían aparecer en el radar de los viajeros. Los expertos en viajes de la editorial líder en contenidos de viaje han recorrido costas remotas, ciudades llenas de vida y regiones poco conocidas del continente para presentar lo mejor de lo mejor para el 2019.

La capital de España, Madrid, ha sido seleccionada como segundo mejor destino europeo para visitar en el 2019. La ciudad se ha transformado "con un vigor renovado" y ahora puede presumir de una variadísima propuesta gastronómica, incluyendo "una de las calles con el mejor ambiente nocturno del continente, la calle Ponzano, llena de locales de tapas y coctelerías minimalistas".

Los editores de Lonely Planet también han destacado que la "apuesta por una vida sostenible ha impulsado la peatonalización de muchas zonas, con la creación de Madrid Central, la creación de carriles-bici y de sistemas de alquiler de bicicletas y la aplicación de nuevos controles de emisiones contaminantes, transformando la ciudad". Todo ello, junto con la celebración en 2019 del 200 aniversario del Museo del Prado convierten esta ciudad en un destino imprescindible para visitar este año.

En el primer lugar de la lista se encuentra la región del Alto Tatra, Eslovaquia, un paraje donde los viajeros pueden disfrutar de un paisaje mítico de "picos agrestes y enormes cascadas", y además pueden contemplar osos pardos, ahora erradicados de la mayoría de regiones europeas, "que viven a sus anchas en esta región salvaje y escarpada". Además de la observación de fauna, también podrán disfrutar de las excursiones al pico más alto de Eslovaquia, el Gerlachov (Gerlachovský štít), de los paseos en barco por el lago glacial Štrbské Pleso y de la hospitalidad tradicional de las cabañas de alta montaña (chaty).

También forman parte de la lista otros destinos, como la nueva ruta de la Costa Ártica de Islandia, que serpentea por 21 pueblos y cuatro islas a lo largo de la primigenia costa norte del país ofreciendo lo mejor de Islandia sin masificaciones; la antaño desaliñada ciudad portuaria de Bari, en Italia, que vive un renacimiento fraguado durante una década; las islas Shetland, con "impresionantes senderos de costa, una fauna espectacular y míticos puestos de fish and chips"; y la "bella" y "rica en gastronomía y cultura" Lyon, en Francia, destinada a convertirse en la nueva ciudad francesa que seducirá al mundo cuando acapare la atención como sede de las finales de la Copa Mundial Femenina de la FIFA en el mes de julio.