Se alquila, alquiler, cartel, arrendamiento.
Un cartel de un piso en alquiler. EUROPA PRESS - Archivo

La Generalitat ha aprobado un decreto ley para limitar los precios de alquiler y que no superen en un 10% el índice de referencia en barrios y ciudades con una "falta acreditada de vivienda asequible".

Lo han explicado este martes en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, la consellera de Justicia, Ester Capella, y el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, que han escenificado así el fin de la crisis abierta la semana pasada entre JxCAT y ERC cuando la consellera Capella (ERC) anunció la aprobación de esta ley, y el conseller Calvet (JxCAT) dijo que no estaba preparada.

Según la norma, tendrán competencia para declarar estas áreas el departamento de la Generalitat competente en materia de vivienda, actualmente la Conselleria de Territorio, y, en la ciudad de Barcelona, el Ayuntamiento mediante acuerdo del pleno del Consejo Municipal.

La consellera de Justicia, Ester Capella, ha explicado que la regulación del alquiler afectará especialmente a la ciudad de Barcelona a la que se considera "área de mercado vivienda tensa, y que a partir de ahora se podrá regular". Así la consellera ha zanjado la polémica suscitada la semana pasada asegurando que "es la primera vez que Cataluña regula el precio del alquiler, lo podíamos hacer por acción o por omisión al no actuar por ejemplo ante fondos buitre, y hemos preferido actuar".

La Generalitat ha aprobado la medida por decreto ley. En este sentido, la consellera Capella ha reivindicado "las competencias propias de Cataluña, de autogobierno" y ha añadido: "Lo que pueda decidir un conseller de la Generalitat no lo ha de decidir un ministro del Reino de España".

Cabe destacar que en Cataluña solo se aplica el derecho civil español "de forma subsidiraria", ya que prevalece el Código Civil catalán y por tanto, según esta norma, la regulación por decreto ley del precio del alquiler es competencia de la Generalitat.

REGULACIÓN

En el caso de las viviendas que ya estén alquiladas previamente a la declaración de área con mercado de vivienda tenso, el propietario puede continuar arrendado al precio anterior, y también se contempla que se puedan excluir de la limitación las viviendas con una superficie útil superior a los 150 metros cuadrados.

El objeto de la norma es regular la contención de rentas en contratos de arrendamiento de vivienda que sean residencia permanente del arrendatario, que se sitúe en las áreas declaradas con mercado de vivienda tenso y que no sea de protección oficial.

El decreto considera áreas de mercado de vivienda tenso los municipios o partes de municipios donde está en riesgo proveer la suficiente vivienda de alquiler a la población en condiciones "que lo hagan asequible".

Las características para declarar área de vivienda densa son: que el precio del alquiler de vivienda experimente un crecimiento sostenido claramente superior al de la media de Cataluña; que la carga media del alquiler en el presupuesto familiar supere claramente a la catalana; que el aumento de la densidad demográfica no se corresponda con el aumento del parque de vivienda; que haya poca vivienda vacante en situaciones de fuerte incremento de la demanda, o que el precio suba más que el IPC en el área afectada.

Generalitat y Ajuntament de Barcelona

Tendrán competencia para declarar estas áreas el departamento de la Generalitat competente en materia de vivienda, actualmente la Conselleria de Territorio, y, en la ciudad de Barcelona, el Ayuntamiento mediante acuerdo del pleno del Consejo Municipal.

La iniciativa puede partir también del municipio o municipios afectados o de los entes locales supramunicipales, y la declaración de estas áreas ha de indicar su duración, que no puede exceder un plazo de cinco años.

El decreto ley empieza con un preámbulo en el que consta que el Parlament aprobó una moción el 9 de mayo instando al Govern a impulsar "de forma urgente" la aprobación de medidas legislativas que permitan que Catalunya cuente con una regulación propia.

Se trata de una medida pionera en España, aunque la limitación catalana se inspira en el Código Civil alemán, que regula los alquileres desde hace 30 años, según la Conselleria de Justicia, que destaca que otros países como Italia, Portugal, Austria y Suiza también las tienen.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.