Los cuatro diputados electos presos por el juicio del 'procés' han aprovechado su presencia en el hemiciclo del Congreso, con ocasión de la sesión constitutiva de las Cortes, para saludar a otros diputados, como ha hecho Oriol Junqueras con el presidente en funciones, Pedro Sánchez, antes de departir con ministros en funciones y representantes de otras formaciones.

Pedro Sánchez y el líder de ERC han protagonizado una breve charla en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, donde han coincidido en un par de ocasiones debido a que los diputados se levantan del escaño para votar en una urna colocada en la tribuna a los miembros de la Mesa. "¿Cómo estás?", le ha preguntado Sánchez a Junqueras en la segunda ocasión en que el diputado en prisión preventiva por su papel en la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña ha pasado por su lado. "Tenemos que hablar", le ha contestado Junqueras, según han confirmado a Europa Press testigos presenciales de esa conversación, que no ha tenido más desarrollo.

Este breve intercambio de palabras ha tenido lugar cuando Junqueras, acompañado del diputado de ERC Gabriel Rufián, se han levantado de su asiento para felicitar a la nueva presidenta del Congreso, Mertixell Batet, tras salir elegida en segunda votación. Antes de este momento, ya se había producido un primer saludo entre el líder de ERC y Sánchez, a iniciativa de Junqueras cuando éste regresaba precisamente de depositar su voto en la elección del presidente de la Cámara Baja.

Ese primer contacto consistió en un frío apretón de manos sin que mediara conversación entre ellos. Junqueras, no obstante, sí permaneció unos segundos frente al escaño ocupado por el presidente hablando con los ministros de Exteriores, Josep Borrell, y Justicia, Dolores Delgado, sentados a continuación de Sánchez y de la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo. A esta conversación se ha unido posteriormente el también diputado electo y en prisión preventiva Jordi Turull.

También el diputado preso Jordi Sànchez se ha acercado a saludar al jefe del Ejecutivo en funciones. Debido a que los diputados son llamados a votar por orden alfabético, Sánchez ha depositado sus votos justo delante o inmediatamente detrás de Sànchez y Turull, pero no ha llegado a mediar palabra con ellos.

Junqueras ha tenido oportunidad de conversar de modo más distentido dentro del hemiciclo con otros miembros del Gobierno, como con la ministra de Educación, Isabel Celaá, y la titular de Empleo, Magdalena Valerio.

Asientos reservados

Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull han accedido al hemiciclo poco antes de las 10.00 horas de este martes para asistir a la sesión constitutiva del Congreso de la XIII Legislatura, y se han sentado en los escaños que previamente les habían reservado sus compañeros de ERC y JxCat tras saludar a otros diputados.

Los cuatro han aparecido entre muestras de cariño y afecto de los demás parlamentarios de su grupo, y ante la mirada de las parejas de algunos de ellos, que estaban presentes en la tribuna de invitados.

Junqueras ha saludado y charlado con Pablo Iglesias, y con integrantes de En Comú Podem, y Rull ha hecho lo propio con Inés Arrimadas.

La entrada al hemiciclo se ha producido diez minutos después de su llegada al Congreso, en cuyas dependencias han esperado hasta instantes antes del comienzo de la sesión. Justo después ha llegado el presidente en funciones, Pedro Sánchez.

La secuencia de la votación para la elección de la Presidencia de la Mesa del Congreso ha permitido que los saludos de los diputados electos presos prosiguieran, y eso es lo que ha ocurrido con el portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien antes, en declaraciones a los medios, había apostado por respetar sus derechos como parlamentarios y no fueran suspendidos. La conversación se ha desarrollado también con integrantes de Bildu.

Ya durante la votación, que los diputados han hecho de uno en uno para depositar una papeleta en urna, lo que ha creado importantes aglomeraciones en el acceso y en la salida de la tribuna, lo que ha obligado al presidente de la Mesa de Edad, el socialista Agustín Zamarrón, a pedir que se ordenara el tráfico, las conversaciones y los saludos han continuado. Ha sido entonces cuando se han producido los saludos de Jordi Sànchez al presidente del Gobierno, y después de Junqueras y Turull.

Saludo de Sánchez a Abascal

Además, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha saludado al líder de Vox, Santiago Abascal, y a otros dirigentes del partido de extrema derecha al entrar en el hemiciclo del Congreso y sentarse en el banco azul, junto al que se han situado los diputados del partido de Abascal.

Durante esta primera sesión del Congreso, los escaños aún no están asignados por grupos parlamentarios y los diputados de Vox, que han llegado muy pronto a la Cámara han decidido sentarse en los asientos que habitualmente ocupa el PSOE, justo encima del banco azul reservado al jefe del Ejecutivo.

Abascal, de hecho, se ha sentado en el sitio que normalmente le correspondería a la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, exactamente en la espalda de Sánchez.

Al entrar en el hemiciclo, el presidente ha estrechado la mano de Abascal, y de otros dos dirigentes de Vox, sentados a su lado.