Guardia Civil en una detención.
Un agente de la Guardia Civil en una detención, en una imagen de archivo. GUARDIA CIVIL

La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado en el Arboç (Baix Penedès) un grupo organizado de narcotraficantes que habría introducido siete kilos de heroína camuflados en cajas de pelotas de fútbol.

Hay cuatro detenidos que han ingresado a prisión. Según informan los dos cuerpos policiales, el grupo utilizaba una sociedad pantalla de importación desde el Pakistán a través del puerto de Barcelona.

Escondían la droga en las paredes internas de las cajas de cartón, donde se habían habilitado artesanalmente unos espacios para introducir pequeñas bolsas de 40 gramos cada una. Después de recoger la droga, el grupo la manipulaba en una vivienda de l'Arboç para venderla a otros narcotraficantes de las áreas metropolitanas de Barcelona y Tarragona.

Como consecuencia de las operaciones paralelas que llevaban a cabo tanto la policía nacional como la Guardia Civil, los dos cuerpos policiales constituyeron un equipo conjunto de investigación. El equipo confirmó la existencia de un grupo de narcotraficantes de origen paquistaní dedicados a introducir heroína en el estado español. La banda residía en una casa de l'Arboç que había convertido en una base de operaciones.

La organización utilizaba una sociedad pantalla de importación de productos deportivos desde su país de origen. Aprovechaban cajas que contenían 200 pelotas de fútbol cada una para habilitar a mano a la cara interior del cartón unos espacios donde se escondían bolsas de 8x8 centímetros con 40 gramos de heroína.

La mercancía entraba a través del puerto de Barcelona. Allá la recogían los integrantes del grupo organizado y después la trasladaban a la vivienda de l'Arboç para recuperarla. Una vez la habían manufacturado, normalmente en paquetes de un kilo, vendían la droga a otros traficantes de las áreas de Barcelona y Tarragona.

La operación 'Seron' ha permitido intervenir siete kilos de heroína. De estos, cuatro los intervinieron en el interior de un vehículo en el momento que trasladaban la droga para venderla a otros narcotraficantes y, los otros tres, en el registro a la vivienda. Los investigadores también intervinieron 1.300 euros en metálico y seis teléfonos móviles.

El juzgado decretó el ingreso provisional en prisión de los cuatro detenidos, a quienes se investiga por pertenencia a organización criminal y delitos contra la salud pública.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.