Oso Goiat
Oso Goiat GENCAT - Archivo

El oso Goiat mató en la madrugada del sábado a una oveja y dejó heridas a otras dos en una cuadra de Arres, en la Val d'Aran (Lleida), en la que el ganadero asegura que falta un cordero.

El dueño del ganado Armand Casteth ha explicado a Europa Press que él estaba fuera este fin de semana y que los guardas del Conselh Generau d'Aran estuvieron en la explotación el sábado y confirmaron a su hijo que el ataque es de Goiat porque el GPS indicaba que este oso estaba en la zona.

"Desde hace 22 años, todos los años tengo algún ataque", ha contado el propietario del ganado que ya ha denunciado el ataque al Conselh Generau d'Aran.

Precisamente este lunes el síndic d'Aran, Carlos Barrera, ha dirigido un escrito al director general de Políticas Ambientales y Medio Natural de la Generalitat de Catalunya, Ferran Miralles, con la ampliación de la información sobre los últimos ataques protagonizados por el oso Goiat en el Val d'Aran.

En el escrito, el síndic le pide a Miralles que constate ante la Administración del Estado Francés la veracidad de la información sobre tres supuestos ataques en territorio francés, ha informado este lunes el Conselh Generau d'Aran en un comunicado.

El órgano de gobierno autónomo ha solicitado la convocatoria de una reunión técnica de expertos, tal como determina el Protocolo de Intervención con Osos en el Pirineo firmado en noviembre de 2018, para determinar si el nivel 2 del protocolo de intervención de los osos en el Pirineo que fija las medidas para ahuyentar al oso Goiat se puede dar por cumplimentado.

Este protocolo considera al último oso liberado en los Pirineos, Goiat, reiteradamente depredador y contempla las circunstancias en las que los plantígrados podrían sacarse de la zona.

El Conselh Generau señala que después de los ataques producidos en Aran, se están aplicando las medidas de acondicionamiento aversivo para intentar modificar su comportamiento con el resultado de bloqueo en la trayectoria de Goiat en dirección a rebaños existentes, con el convencimiento por parte los Agentes de Medio Natural de que al menos en dos ocasiones se han podido evitar los ataques del oso.

Consulta aquí más noticias de Lleida.