Madonna ha sido uno de los nombres que más ha sonado en las últimas semanas, pues su fichaje para actuar en Eurovisión 2019 no se ha cerrado hasta días antes la final.

Finalmente, los espectadores pudieron ver a la artista estadounidense actuar antes del reparto de votos. Cantó su mítico éxito Like a Prayer, seguido de su nuevo single, Future, junto al rapero Quavo.

La estrella apareció en lo alto de una larga escalera rodeada de bailarines vestidos de monje, y enseguida quedó claro que no estaba siendo su mejor actuación. Desafinó, sobre todo en su primera parte, y en las redes comenzó la lluvia de críticas a la cantante, que había cobrado un gran caché por su intervención en el festival.

Pero el público no fue el único que se percató de que Madonna no cantaba como los ángeles, ya que ella misma los ha retirado antes de subir la canción a su canal de YouTube. El equipo de la cantante ha editado y arreglado la afinación de su actuación en Eurovisión 2019, pero comparándolo con la versión en directo el cambio es notable.

Ver esta publicación en Instagram

Madame ❌ Hears no Evil............... #future #eurovision #madamex

Una publicación compartida de Madonna (@madonna) el18 May, 2019 a las 3:51 PDT

El vídeo está lleno de autotune y se ha llenado de comentarios destacando este arreglo: "Este es el motivo por el que EE.UU. no participa en Eurovisión. Tenéis que cantar en directo", dice un usuario. "Esa no era la voz que todos oímos en directo", destaca otro.