Agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana han intervenido a las 0:20 horas 320 kilogramos de hachís, valorados en cerca de medio millón de euros, durante un control de carreteras en el kilómetro 585 de la A-7 en Lorca, informó hoy este cuerpo.

A la citada hora, los agentes procedieron a identificar dos turismos, un Seat León y un Ford Focus, encontrando en el interior del segundo diez fardos de hachís, con unos treinta kilos de droga cada uno de ellos, por lo que detuvieron a los marroquíes M.H., de 25 años, y N.R., de 30, ambos residentes en Castellón, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, ya que el primero de los vehículos actuaba como "lanzadera" del que transportaba los estupefacientes.

La Guardia Civil realiza gestiones para el total esclarecimiento del caso e instruye diligencias que serán puestas, junto con los detenidos y la droga incautada, que arrojó un peso total de 320 kilos, a disposición judicial.