El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, podría encontrarse con una situación incómoda en la sesión de constitución del Congreso de este martes si finalmente el diputado de ERC en prisión provisional, Oriol Junqueras, se acerca a él para saludarlo, una actitud que el portavoz de este partido en la Cámara, Gabriel Rufián, ha calificado este lunes de "normal".

"Dentro de la anormalidad que supone todo, mañana intentaremos aportar normalidad. Me parece dramático que un político que representa tantas cosas para tanta gente como Junqueras no pueda saludar a otro dirigente político", ha señalado Rufián. ERC no tiene intención de buscar la polémica por medio de un saludo entre Sánchez y el expresidente de la Generalitat procesado por el 1-O, pero Rufián ha añadido que "si pasara, debería ser normal".

"Al final, Junqueras le ha ganado las elecciones a Pedro Sánchez en Cataluña, sería bastante normal que Pedro Sánchez saludara a Junqueras y, sobre todo, que le felicitara", ha apuntado.

Sin quejas a Ana Pastor

Rufián ha hecho estas declaraciones después de que Junqueras y los otros tres diputados electos en prisión preventiva -Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, de JuntsXCat- abandonaran el Congreso tras acreditarse en un proceso en el que ERC no ha ocultado el agradecimiento a la todavía presidenta del Congreso, Ana Pastor.

Frente a la posibilidad de que se cerrara al paso la planta donde los diputados presos se han acreditado, fuentes de ERC han destacado que el dispositivo ha sido mucho menos duro y que otros diputados han podido estar con los cuatro políticos catalanes en todo el proceso. "Lo de hoy ha sido muy positivo, ninguna queja", han apuntado fuentes de esta formación sobre el tratamiento que, dadas las circunstancias, se ha dado a los cuatro políticos catalanes.

Este martes se repetirá la presencia de Junqueras, Sànchez, Turull y Rull en el Congreso, en esta ocasión para asistir al Pleno de constitución de la Cámara que dará inicio a la nueva legislatura. Aquí es donde coincidirán con Sánchez y el resto de líderes políticos, con quienes, según Rufián, sería "normal" un saludo.

En todo caso, fuentes independentistas descartan asistir a la sesión con ánimo de alterar el normal desarrollo de la misma. Según ERC, todavía no está decidido con qué fórmula jurará o prometerá su cargo Junqueras, pero en la formación descartan también que vaya a querer tomar la palabra en cualquier otro momento. También valoran que, frente a la posibilidad que también se barajó, los cuatro diputados ocuparán mañana un escaño junto a sus respectivos compañeros de partido -ERC y JuntsxCat- y no serán ubicados en el gallinero.

El Tribunal Supremo no les permite permanecer en el Congreso más tiempo que el que dure la sesión plenaria, de manera que no podrán hablar con los medios de comunicación ni celebrar reuniones políticas con otros diputados. Según lo previsto, tampoco deambularán por el pasillo ordinario donde se mezclan políticos y periodistas y entrarán al hemiciclo por la parte superior, aunque después podrán sentarse con sus compañeros.