Espergurado
Espergurado pxhere

No, no me he equivocado, hablamos de viña y hablamos de “ordeño”. En realidad, la tarea que en algunos lugares se conoce como “ordeño” técnicamente es el espergurado (casi me gusta más llamarle “ordeño”) y consiste en la poda en verde de las cepas.

El mes de mayo es el que marca la floración en la viña. En este mes, y dependiendo de la variedad de uva, empiezan a aparecer los brotes en las cepas o incluso, en variedades como la verdejo, ya se pueden empezar a apreciar los racimos.

Este es el momento en el que se realiza una primera poda en verde a las viñas que están más adelantadas. Técnicamente se denomina “espergurado” pero los brotes tiernos son tan blandos que se pueden eliminar directamente con la mano, con lo que de forma coloquial en algunos lugares esta tarea se conoce como el “ordeño de la cepa”. Esta es una tarea muy importante que exige una gran dedicación (puede llevar entre 16 y 18 horas por hectárea).  

Entre los meses de abril-mayo empiezan comienzan a brotar pámpanos de yemas que en muchas ocasiones no se quieren dejar crecer porque, en caso de dejarlos, la vid se convertirá en un arbusto y creará competencias entre los racimos de las yemas que se han dejado francas en la poda invernal y los que pueden nacer de los nuevos brotes, que habitualmente ni siquiera llegarán a madurar completamente.

Adicionalmente, las cepas con este exceso de brotes quedan demasiado tupidas y se crea en su interior un microclima que impide la aireación, evita que entren los rayos de sol y genera mayor humedad, con el consiguiente riesgo de plagas..

Con la poda en verde, se eliminan a mano todos los brotes no deseados (quizás venga de ahí la expresión “ordeñar la cepa”) y se dejan un número fijo de tallos (sarmientos) por pulgar, normalmente 2. Al eliminar la "carga" sobrante de la planta se mejora el rendimiento y la calidad de la uva al aumentar la superficie de insolación útil y limitar el número de racimos por cepa.

Hay que escoger bien el momento de la poda en verde buscando que hayan empezado a salir todos los brotes y se pueda escoger bien los que nos interesa quitar, pero teniendo cuidado de no anticiparse demasiado por el riesgo de heladas tardías y sabiendo siempre que las rachas de viento pueden llegar a tirar los brotes cuando son demasiado tiernos.

El espergurado disminuye de forma importante la cantidad de uva, pero permite un mejor control de su calidad que al final, es lo que debe buscar un buen viticultor.

Seleccion Ostatu