James Charles
James Charles, en la reciente gala del Metropolitan de Nueva York. GTRES

Hace unos días, James Charles era uno de los youtubers con más éxito. Especializado en maquillaje, tenía 16,5 millones de seguidores. Pero se peleó con Tati Westbrook, una vlogger de moda, que creó un vídeo acusándole de "manipular la sexualidad de la gente". Empezó un calvario para Charles, que perdió en tan solo 24 horas dos millones de seguidores. Ahora, este joven de 19 años asegura que se ha planteado el suicidio.

Tras la polémica, Charles ha publicado un vídeo titulado "No más mentiras", en el que asegura que la última semana ha sido "la época más oscura que he tenido que pasar nunca". "Todo lo que ha pasado me ha hecho mucho daño, y no se lo deseo ni a mi peor enemigo", dijo Charles, que insinuó que quiso quitarse la vida: "Mi mente se encerró en un lugar tan oscuro durante un minuto que pensé que podría salir... no me creo que haya admitido esto ante la cámara".

"La gente siempre dice que ser un influencer es un trabajo fácil, pero no creo que ningún ser humano esté preparado para asumir el dolor y la ansiedad que se siente cuando millones de personas te hablan al mismo tiempo", explicó Charles, que admitió que es "virgen" y que aseguró que nunca "usará la fama para manipular a nadie".

Sin embargo, su último mensaje es de optimismo: "Si he superado esto, puedo superar cualquier cosa".