Beefeater
Imagen de un guardia 'yeomen' o 'beefeater' de la Torre de Londres. Arpingstone / WIKIPEDIA

El Big Ben, los autobuses de dos pisos, las cabinas rojas de teléfono... Londres está llena de símbolos, pero entre ellos destacan unos que son personas de carne y hueso: los famosos beefeaters o guardias yeomen, los guardianes de la Torre de Londres. Y ahora están buscando nuevos miembros.

El organismo que gestiona los sitios reales británicos ha publicado dos ofertas de trabajo indefinido para guardias de la Torre. El salario es de 30.000 libras esterlinas al año, es decir, algo más de 34.000 euros. La jornada laboral es de 36 horas y la incorporación es el 1 de agosto para una de las plazas y el 1 de octubre para la otra.

Actualmente hay 35 guardias y se precisan 37 para completar el cuerpo. Los beefeaters son oficiales veteranos del Ejército británico. Deben contar con al menos 22 años de experiencia en la Armada, la Fuerza Aérea, los royal marines o el ejército de Tierra. Deben contar con dos medallas, la de servicio prolongado y la de buena conducta.

Entre las tareas que debe cumplir, debe recibir a los visitantes, hacer de guía de grupos en la Torre, conocer la historia del lugar para contarla, llevar a cabo de tareas de seguridad y vigilancia y participar en desfiles.