Fachada del antiguo Hotel Terranova donde está previsto que se ubiquen los menores.
 Fachada del antiguo Hotel Terranova donde está previsto que se ubiquen los menores.  ACN

La entidad Rubí Solidario, que aglutina varias ONG's de esta población, lamenta la actitud "poco transparente e incendiaria" del ejecutivo local del PSC en relación con la posible instalación de un centro de menores en el barrio de Can Rosés de la ciudad.

En un comunicado, ha criticado las movilizaciones "interesadas" que se han llevado a cabo en el entorno del antiguo Hotel Terranova, el edificio donde la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) prevé trasladar una octogésima de MENA.

A la vez ha rechazado "las actitudes xenófobas, racistas y clasistas" que algunos vecinos han manifestado en los últimos días y exige "que se reconduzca la situación" posando en primer plano "la seguridad del entorno y de la equipación" y la atención a unos "niños vulnerables que han tenido un escalofriante camino de llegada a Cataluña".

La entidad advierte que en los últimos días se ha producido en la población un seguido de "movilizaciones interesadas" que están usando "un discurso de odio, xenofobia, racismo y clasicismo" para rechazar la instalación de un centro para acoger 80 MENA en el antiguo Hotel Terranova de la población.

"Se trata de unos niños vulnerables que han tenido un escalofriante camino de llegada a Cataluña y que vendiendo huyan en muchos caos de la miseria humana y de las guerras, producto de la explotación capitalista y de la rapiña de países poderosos del primer mundo", manifiesta la organización.

Considera que se ha creado "una falsa alarma que criminaliza estos menores" y que "no se corresponde con la realidad en la mayoría de los lugares en que existen centros de estas similares características".

Así mismo rechaza "la actitud poco transparente e incendiaria" del equipo de gobierno municipal del PSC a quien acusa "de no dar la información a los vecinos de Can Rosés y al conjunto de la población en el momento oportuno". A la vez considera que ha aprovechado el momento y ha adoptado esta postura "cuando faltan pocos días por las elecciones municipales".

La entidad manifiesta que hay que preservar en todo momento los principios básicos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos porque "estos menores tienen derechos y deberes, derecho a la vida a la libertad y la seguridad a no sufrir maltratos, a la libre circulación, al asilo, a un orden social a una vida digna y respecto de la comunidad", apunta.

Por todo ello exige que se "reconduzca" la situación y propone a la plataforma Rubí por la Pau que la concentración mensual que tiene lugar el cuarto jueves de mes, y que se hará el próximo día 23, "esté dedicada a discutir esta situación y a apoyar a una atención social digna y humana por estas personas".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.