Marlen Ochoa-Uriostegui
Marlen Ochoa-Uriostegui, en su cartel de desaparecida. ARCHIVO

Tres personas han sido detenidas en relación al crimen de Marlen Ochoa-Uriostegui, la joven de 19 años embarazada que fue asesinada al forzarla a extraer a su bebé del vientre por una mujer que le había ofrecido ropa de niño gratis a través de Facebook.

Según informa CBS News, la Policía de Chicago ha comunicado que la mujer en cuya casa se encontró el cadáver de la adolescente —y con quien había quedado para recoger prendas de bebé—, Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree Figueroa, de 24, han sido acusadas de asesinato. El novio de Clarisa, Piotr Bobak, 40 años, ha sido también arrestado por un delito de ocultación del crimen.

Las primeras investigaciones apuntan a que Clarisa y Marlen se conocían de haber realizado previos intercambios de prendas infantiles.

El cuerpo sin vida de la adolescente, cuya desaparición el 23 de abril había sido denunciada, fue hallado por la Policía en el patio de la casa de Clarisa.

El bebé de la joven fue encontrado en estado crítico en un hospital local en el que había sido inscrito como hijo de la mujer dueña de la casa donde se encontró el cadáver de la adolescente.

"Creemos que ella (Marlen) fue asesinada y que el bebé fue extraído a la fuerza después del crimen", anunció el portavoz de la Policía Anthony Guglielmi, que calificó los hechos como un "inexplicable acto de violencia".

Uno de los sanitarios de los servicios de emergencias relató a los agentes que una mujer de 46 años había llamado para decir que acababa de dar a luz hacía 10 minutos y que su bebé estaba pálido y azul, y que no respiraba.

Por otro lado, una persona allega a la familia de la joven explicó a las autoridades que Marlen y Clarisa habían contactado a través de un grupo de Facebook llamado 'Help a sister out'.

El bebé, en coma

El bebé ha sido identificado como el hijo de la adolescente gracias a una prueba de ADN. El padre del bebé, Yiovanni López, de 20 años, visitó al niño y le puso de nombre Yadiel Yiovanni López.

En una rueda de prensa, relató que su hijo se encuentra en coma y paro cerebral. El joven mostró una foto del recién nacido y confesó que la familia espera "un milagro".