Supermercado
Imagen de un hombre en el pasillo de un supermercado. GTRES

Los supermercados cuentan con sus estrategias para intentar influir en qué compras y la forma en que lo haces. Si hace una semanas te contábamos hasta 12 trucos que emplean para que compres más de lo que necesitas, hoy es el momento de ver cómo se las apañan para intentar que compres los productos que ellos quieren.

El proceso de compra suele ser algo monótono en el que se repiten numerosas rutinas por parte del consumidor, que apenas han cambiado a lo largo de estos años si exceptuamos que la crisis ha provocado un aumento considerable de cuota en el caso de las marcas blancas.

Por este motivo, las cadenas de supermercados tratan siempre de influir en el consumidor, como apuntan desde ABC, donde señalan las formas en las que tratan de 'manipular' las decisiones del cliente para adquirir las marcas que los diferentes establecimientos quieren.

Entre estos trucos están evitar que el cliente recorra los pasillos de forma lógica, separar los productos de primera necesidad y situar al lado de ellos otros menos relevantes, pero que puedan generar interés y sensación de recompensa en la persona, también establecer 'islas' con productos determinados en zonas de espera, usar la zona central del pasillo (donde se para más el consumidor) para colocar los productos a los que la cadena quiere dar salida. También ubicar determinadas marcas a la altura de los ojos o en góndolas a la altura de las manos, etc.