y morder a la empleada que intentó evitar que abandonara el comercio en Gijón.

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, los agentes acudieron a un establecimiento del barrio del Llano en el que había problemas con una cliente.

Los policías comprobaron que la empleada de la tienda presentaba marcas de una mordedura en su antebrazo, que manifestó que le habían sido causadas por una chica a la que había impedido salir del local por llevar

ropa escondida en el bolso.

La víctima dijo que había visto a la joven entrar en el probador con varias prendas y después salir sin ellas, porque las había ocultado en el interior de su bolso de mano.

Para evitar su salida,

se interpuso en la puerta del establecimiento y fue entonces cuando la joven la empujó y la mordió en el brazo, iniciándose un forcejeo entre ellas hasta la llegada de la Policía.

Los agentes procedieron a la detención de la joven, a quien se le habían caído al suelo los pantalones que ocultaba en el bolso tras la disputa con la encargada. La arrestada tenía antecedentes por hurto y por atentado a agente de la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Asturias.