COMI
COMI CAPTURA

El director xeral de Enerxia e Minas, Ángel Bernardo Tahoces, ha informado de que Iberdrola va a trasladar a "entre seis y nueve" trabajadores de su centro de A Rúa (Ourense) a Salamanca, sin que haya "ningún despido".

En respuesta a una pregunta del BNG en el Parlamento gallego sobre el riesgo de "deslocalización" del Centro de Operación de Cuenca -que tiene 16 trabajadores-, situado en la oficina de A Rúa de administración de la cuenca del Sil, Tahoces ha explicado que la Xunta se ha puesto en contacto con Iberdrola, quien le ha informado que se encuentra en un proceso de "reorganización" que llevará unos dos años, pero garantiza el mantenimiento del empleo.

Así, el director xeral de Enerxia sostiene que se trata de "una reordenación" de la empresa debido a la centralización de servicios en Salamanca, pero asegura que no es "una deslocalización".

Además, asegura que Iberdrola "va a mantener en A Rúa la oficina de administración de la cuenca del Sil", mientras la Xunta solicitó a la empresa que se mantengan los 16 puestos de trabajo del Centro de Operación de Cuenca, así como que haya "el menor impacto en el traslado de personal a Salamanca".

Remarca que Iberdrola tiene 150 profesionales entre las zonas de Valdeorras, Terra de Trives, O Bolo y Ribeira Sacra. Además, el impacto

económico que produjo en toda Galicia la compañía en 2018 fue de 379 millones de euros.

EL BNG RECLAMA A LA XUNTA QUE "SALGA DEL LADO DE LOS TRABAJADORES"

Por su parte, la diputada del BNG Noa Presas ha alertado del riesgo de "destrucción de puestos de trabajo" en una comarca de Valdeorras con problemas de despoblación y desempleo. Por ello, demanda a la Xunta que se posicione y "salga del lado de los trabajadores".

En este sentido, recuerda que el pasado 7 de mayo hubo una protesta de un centenar de personas en A Rúa en defensa del empleo, mientras avisa de que el traslado de personal puede ser el "primer paso para que acabe cerrando esa oficina".

Achaca esta situación a la "consecuencia de un modelo energético basado en la liberalización y desregulación", el cual "se lucra del impacto ambiental", por lo que "lo mínimo" tiene que ser "el mantenimiento de estos puestos de trabajo", y más con los 3.000 millones de beneficios de Iberdrola en 2018.

"¡YO NO NECESITO DE IBERDROLA NI DE NADIE!"

Posteriormente, Noa Presas ha afeado a Ángel Bernardo Tahoces que "hizo un poco de delegado de Iberdrola", por lo que le ha espetado que, "si lo acaban cesando, ahí tendrá su oportunidad laboral", en referencia a que el director xeral de Enerxía e Minas se encuentra investigado por un supuesto delito de prevaricación ambiental por la reapertura de la mina de San Finx, en Lousame (A Coruña).

"No necesito a Iberdrola ni a nadie para vivir. Sepa usted que llevo 40 años trabajando, eh, sin solución de continuidad en distintas administraciones públicas", ha replicado Tahoces a Noa Presas. "¡Yo no necesito de Iberdrola ni de nadie!", ha clamado el alto cargo de la Xunta.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.