José Antonio Urruticoechea, conocido como Josu Ternera, ha sido detenido a primera hora de este jueves en Francia.

La detención, según han confirmado el Ministerio del Interior, ha tenido lugar en la localidad de Sallanches, situada en los Alpes franceses y donde vivía. La operación es fruto de la colaboración entre la Guardia Civil y la del Servicio de Inteligencia de Francia.

Se encontraba en busca y captura desde que el 14 de noviembre de 2002 no se presentó a declarar como imputado por el atentado del cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza en 1987 en el que murieron once personas, entre ellas cinco niñas, y hubo 88 heridos, la mayoría de ellos civiles, tras la explosión de un coche bomba con 250 kilos de amonal por parte del Comando Argala.

El atentado se produjo solo medio año después de la mayor masacre de su historia, el atentado de Hipercor en Barcelona que ocasionó la muerte de 21 personas. 

Miembro de ETA desde 1970, Ternera es integrante de la dirección de la banda desde los años ochenta y sucesor de Txomin como número uno de la organización en 1987, encabezaba la lista de terroristas más buscados por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Urrutikoetxea, que ahora tiene 69 años y cuya voz se pudo escuchar hace un año en el vídeo que anunciaba la disolución de ETA, ha estado vinculado con todos los intentos de negociación desarrollados por la banda terrorista.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional está recopilando y estudiando las causas pendientes por las que pedirá a Francia su entrega. Antes de reclamar la entrega, el Ministerio Público quiere revisar las causas que tiene pendientes y "en función de su contenido y prueba" emitir la correspondiente euroorden, ha informado el portavoz de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo.

En Francia, fuentes judiciales han indicado a Efe que el terrorista ingresará directamente en una prisión francesa para cumplir ocho años de la condena que recibió en 2017 por su papel como miembro del aparato político de la banda terrorista.

El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, ha asegurado que se continuarán investigando todos los delitos pendientes de Urrutikoetxea.

"Es un símbolo de ETA"

La presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Maite Araluce, ha dicho que "hay muchas víctimas que van a estar especialmente tranquilas como las de los atentados en la casa cuartel de Zaragoza y en la plaza de la República Dominicana de Madrid".

Araluce ha adelantado que la AVT va a estudiar si se puede juzgar a Josu Ternera por delito de lesa humanidad. "Estamos muy contentos pues ya era hora que se le detuviera pues al margen de las causas que tiene pendientes con la justicia es un símbolo de ETA".

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo Covite también ha mostrado su "satisfacción" por la detención del exjefe de ETA José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, y espera que ahora sean detenidos "el resto de miembros de la banda terrorista que están huidos y que tienen causas pendientes con la justicia española".

En un comunicado, la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, da la "enhorabuena" a la Guardia Civil pero lamenta que no haya sido arrestado antes porque "se habría evitado la dolorosa foto" de la banda terrorista "siendo la protagonista de su propio final en la localidad francesa de Cambo-les-Bains".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha felicitado a los responsables de la detención y recordado a las víctimas desde su cuenta de Twitter.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, ha señalado, tras conocer la detención, que "el Estado de Derecho sigue funcionando con absoluta normalidad y a los delincuentes se les detiende cuando se puede".