Con esta actuación, la Hermandad persigue no sólo "hacer valer sus legítimos derechos como propietaria de dichos monolitos", sino también defender el patrimonio histórico de Oviedo ante el "desinterés" de la Corporación Municipal.

Lamenta por otra parte, "el clima de revanchismo y odio que parece despertar en Oviedo". "Es una muestra más el empecinamiento del Ayuntamiento en proseguir con el cambio de nombres de las calles, pese a los pronunciamientos judiciales en contra", han añadido a través de una nota de prensa.

Consulta aquí más noticias de Asturias.