La concejala de Turismo, Miriam Díaz, ha explicado en un comunicado que el Ayuntamiento pretende así unificar la prestación de los dos servicios turísticos en la ciudad y que tienen que ver con el transporte de viajeros de forma que la adjudicación se realizará mediante procedimiento abierto.

Ha detallado que la concesión será por un plazo de ocho años, pudiendo ser prorrogado de año en año hasta un máximo de dos más. La empresa adjudicataria deberá pagar, para ambas licencias, un canon de un mínimo de 50.000 euros variable en función de la licitación, y un canon anual fijo de 18.000 euros durante los años que dure la misma.

Según establece el pliego de condiciones, se autorizará el funcionamiento de dos trenes turísticos que circularán todos los días del año sean o no festivos, mientras que se reforzará el servicio con un tren más en épocas de mayor afluencia.

Además, estos vehículos deberán estar adaptados a personas con movilidad reducida, de forma que uno de los vagones tendrá acceso para personas que utilicen silla de ruedas.

El expediente incluye además la autorización para la instalación de una caseta desmontable para expender los billetes.

Según ha explicado Díaz, entre los criterios de adjudicación, se valorará especialmente la oferta que presente la mayor duración del recorrido, así como el carácter didáctico del mismo, la mejor locución y explicación histórica y turística.

Se tendrán en cuenta también las mejores condiciones de mantenimiento y las medidas de seguridad, así como la estructura del servicio en cuanto a medios humanos, frecuencia y horarios.

Igualmente se valorarán especialmente las medidas y soluciones de accesibilidad aportadas para el bus turístico entre el aparcamiento del Camello y la propia península de la Magdalena.

Las ofertas se podrán registrar durante un plazo de treinta días naturales, una vez se publique el correspondiente anuncio en el perfil del contratante del Ayuntamiento de Santander.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.