En un comunicado, Lanbide ha explicado que efectúa periódicamente en los tres territorios vascos reuniones con convocatorias a jóvenes, entre otros colectivos de personas registradas en el Servicio, que se encuentran sin empleo, carecen de estudios, o ambas cosas a la vez.

El objetivo de estas reuniones es informar y ofrecer a los jóvenes los recursos y actuaciones que desarrolla Lanbide para que se integren en un plan de orientación personalizado y voluntario que permita incrementar sus niveles de empleabilidad.

"Esta toma de contacto ha servido para realizar una primera valoración de la empleabilidad, pero sobre todo para mostrarles todo lo que Lanbide puede hacer por ellos y ellas", ha explicado el director general del Servicio Vasco de Empleo, Borja Belandia.

Según ha explicado Belandia, la valoración de la empleabilidad es un elemento necesario para que Lanbide pueda disponer de información sobre los objetivos de las personas en el plano laboral.

Para Lanbide, esta información y el conocimiento individualizadode cada persona usuaria son de "gran importancia" ya que posibilita el posterior diseño de acciones personalizadas de acercamiento a la inserción laboral.

"El objetivo final de los procesos de orientación es aumentar progresivamente la autonomía de las personas demandantes para que sean capaces de gestionar sus propios itinerarios de inserción", ha destacado Belandia, quien ha informado de que la segunda fase del proceso se realizará en octubre.

Consulta aquí más noticias de Álava.