EUROPA PRESS

El sacerdote de Seixalbo (Ourense), M.V.D, citado para este miércoles por el Juzgado de Instrucción n.º 2, se ha acogido a su derecho a no declarar por un presunto caso de acoso a un menor a través de redes sociales. Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia la causa continúa abierta.

El cura de la Diócesis de Ourense con cargo pastoral ha estado acompañado por su abogado, que tampoco ha accedido a hacer declaraciones a los medios, y ha permanecido escasos quince minutos en el interior de las dependencias judiciales.

El pasado 8 de marzo, el sacerdote, "de edad avanzada", fue suspendido cautelarmenente del ejercicio público del ministerio sacerdotal, "de acuerdo con los Protocolos vigentes de la Santa Sede y de la Conferencia Episcopal Española", según informó el Obispado de Ourense, mientras la investigación prosigue su curso.

Además, simultáneamente, por decreto episcopal, dio comienzo el proceso canónico de investigación preliminar. En ese momento, el Obispado de Ourense lamentó el posible daño causado a la víctima y su familia.

Asimismo, "dentro del respeto al derecho constitucional a la presunción de inocencia", manifestaron su "total colaboración" con la Administración de Justicia.

Consulta aquí más noticias de Ourense.