Gloria Francisca Zavala
Gloria Francisca Zavala, de 53 años, ha sido hallada muerta. SOSDESAPARECIDOS

El lunes pasado, Gloria no fue a trabajar. El día anterior, domingo, tampoco apareció en una cita que tenía con sus compañeros. Este miércoles se ha sabido que esta mujer, Gloria Francisca Zavala, de 53 años y de origen ecuatoriano, está muerta.

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional en Baleares ha encontrado su cadáver esta madrugada, a las 00.30 horas, en el garaje de la vivienda en la que residía, ubicada en el número 278 de la Carretera Militar en el Arenal de Palma (Mallorca), según confirmaron fuentes de la Policía Nacional de Baleares a 20minutos.

El cuerpo estaba cubierto con bolsas de plástico, en un estado de descomposición no muy avanzado, según las mismas fuentes. Además, presentaba signos de violencia, entre ellos golpes –aún se desconoce si estos fueron los que acabaron con su vida–, y fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para que se le practicase una autopsia para averiguar la causas exactas de la muerte.

Buscan al hijo de Gloria

Quien avisó del hallazgo fue su compañero de piso, un hombre de nacionalidad española que, después de pasar unos días en Madrid, regresó a la vivienda mallorquina, donde descubrió el cadáver de Gloria.

Pero este hombre no era el único con el convivía ella. También habitaba con su hijo, Pedro, de 16 años. Este, junto con una amiga de Gloria, denunció la desaparición de su madre este martes, un día antes de que la encontrasen sin vida.

Sin embargo, tras el suceso, la Policía no ha conseguido dar con él para interrogarle. Los agentes, dentro del protocolo habitual en este tipo de casos, han comenzado a interrogar a las personas del entorno más cercano de la mujer –familiares, vecinos, compañeros del trabajo...– para esclarecer lo que le pasó. Ahí fue cuando encontraron dificultades para dar con el hijo, por lo que las autoridades le están buscando.

La autoría del crimen aún se desconoce y, hasta ahora, los investigadores no descartan ninguna hipótesis, por lo que aún no se sabe si se trata de un crimen machista.