Málaga Jazz Quintet (MJ5) El jazz que desciende de los cielos
Un grupo de contrastes. Además de la diferencia de edad entre los miembros del grupo, la mayoría son de distinta nacionalidad. Rafael Marchante
Caminando un martes cualquiera de julio al caer la noche. De pronto se escucha un melódico sonido que cae del cielo. ¡Es jazz! Y procede de lo más alto del hotel Larios.
 
Se llaman MJ5, pero el número puede variar. Tocan el be bop, un estilo rítmico y armonioso cuyo origen se remonta a la guerra de Vietnam. En cosa de seis meses han conseguido ser conocidos en la ciudad. Han llegado a tocar ante un teatro Cánovas lleno hasta la bandera.
 
Uno a uno
 
Markus Schneider tiene 31 años. Alemán de nacimiento, toca el contrabajo.
 
Marcelo Sáenz es guitarrista y uno de los fundadores.
 
Javier Forrero tiene 27 años y es el batería. Estudió en el Taller de Música de Barcelona. «Veía a Marcelo tocar en las jazz session y lo consideraba un ídolo», recuerda.
 
Alla Yanovsky es la líder de la formación y toca el piano. Es ucraniana, pero con pasaporte israelí. Lleva al menos 40 años ligada a la música.
 
El grupo se completa con el pulmón de la banda, Enrique Oliver, el saxo tenor.
 
De momento, habrá que conformarse con verlos tocar en Onda Pasadena o en la quinta planta del hotel Larios, que no es poco.
 
*  Hotel Larios. Calle Larios, 2. Los martes, a las 21.30 h. Gratis.