El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall.
El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall. ACN

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, ha anunciado este martes que impulsará una tasa turística específica para Barcelona que se añadirá a la actual de la Generalitat.

La tasa turística prevé poner a la capital catalana a los niveles de otras ciudades europeas y establecer tarifas diferentes en función de la zona y de la categoría de los establecimientos.

Según ha explicado Maragall, el impuesto podría llegar a un máximo de 10 euros, siendo seis veces superior al actual, y se podrían recaudar unos 100 millones de euros anuales. Los nuevos ingresos se dedicarían a "compensar" los barrios y las zonas "afectadas" por el turismo en cuestiones como la seguridad, la limpieza, el mantenimiento y la cultura.

También ha hablado de la problemática de los pisos turísticos ilegales, que ha cifrado en entre 5.000 y 10.000, y ha dicho que se compromete a devolver el parque de viviendas de alquiler los que provoquen molestias a los vecinos.

Expedientar, comprar o expropiar pisos turísticos ilegales

El número tres de la candidatura de Barcelona Miquel Puig ha sostenido que ERC "no cuestiona"la licencia turística de la vivienda pero que habrá "tolerancia cero" con las molestias vecinales y que si persisten "están dispuestos a retirar licencias de pisos turísticos". Con todo y con ello, Puig ha invitado a la Generalitat a regular y controlar los pisos compartidos que, a su entender, son los que más se usan de forma fraudulenta.

La formación se ha comprometido a convertir parte de los pisos turísticos ilegales en pisos de alquiler tradicionales para los ciudadanos de Barcelona. Inicialmente habrá que tener conocimiento de si en las viviendas se realiza alguna actividad sin estar permitida y, si es así, se reclamará a la propiedad que cese la actividad.

En caso de que no se llegue a un acuerdo con los propietarios, Maragall contempla expedientar, comprar o expropiar las propiedades.

Tras lamentar que Colau no haya "domesticado" a la plataforma Airbnb, Puig ha explicado que quieren que barrios como la Barceloneta, la Ribera o el Raval "vuelvan a ser mayoritariamente para los ciudadanos". También han propuesto incrementar el IBI máximo de los pisos turísticos.

Acabar con los bajos salarios del turismo

Además de impulsar una nueva tasa turística, el candidato republicano ha apostado por trabajar con los diferentes sectores dedicados al turismo para mejorar las condiciones de trabajo de los empleados.

Conscientes de que el turismo es un "éxito" para Barcelona pero que la ciudad "no puede morir de éxito", tanto Maragall como Puig han citado objetivos como socializar el eje turístico de la capital catalana y acabar con los bajos salarios del sector.

"No puede ser que Barcelona se venda tan barata. Barcelona es una maravilla como ciudad y lo ha de ser también como sociedad y como equidad de vida. Si perdemos cualquiera de estos elementos también perdemos como destino turístico", ha concluido Maragall.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.