Juan Guaidó
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, durante una rueda de prensa en Caracas. EFE

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, ha evitado confirmar que se haya visto en la residencia del embajador español en Caracas con Leopoldo López, a pesar de que el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, sí ha reconocido que se produjo un "encuentro rutinario" entre ambos políticos.

"No se de dónde habrán sacado esa información", ha respondido Guaidó al ser preguntado en Onda Cero por su reunión con López, durante una entrevista que tuvo lugar después de que Borrell se pronunciase públicamente al término de la reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas.

"Ayer, dentro de los contactos normales que mantiene nuestro embajador con todos los agentes en Venezuela, Guaidó visitó la Embajada de España, estuvo allí y se encontró también, naturalmente, con el señor Leopoldo López", afirmó el jefe de la diplomacia española en rueda de prensa.

Borrell explicó que la Embajada de España en Venezuela "es pequeña" y que por eso "naturalmente" Guaidó y López "se vieron". "Pero nosotros no le damos más trascendencia", apuntó, en el marco de una comparecencia en la que también descartó que la legación pueda convertirse en "un centro de la política venezolana".

"Muy agradecido a España"

Guaidó, que el 23 de enero se autoproclamó presidente encargado de Venezuela, se ha mostrado "muy agradecido" a España por "acoger" a López, que se refugió en la residencia del embajador tras abandonar el 30 de abril su arresto domiciliario. Sobre el coordinador de Voluntad Popular pesa una orden de arresto dictada por las autoridades chavistas.

El responsable de la Asamblea Nacional ha denunciado la persecución de la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro y ha asegurado que también él corre el riesgo de ser "secuestrado" por las fuerzas chavistas. Sin embargo, ha advertido: "Al día siguiente los problemas de Maduro serían mucho peores".

Guaidó deja abiertas "todas las opciones" para avanzar en una resolución de la crisis venezolana y, a pesar de que cree que "España está haciendo mucho", ha llamado a seguir adoptando más medidas de presión contra el régimen chavista. El objetivo, ha añadido, pasa por la celebración de elecciones "realmente libres".