Emisión de CO2
Emisión de CO2. GTRES

Los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera de la Tierra alcanzaron este fin de semana un nuevo hito histórico porque superaron las 415 partes por millón (ppm) por primera vez en tres millones de años.

Así se desprende de los datos recogidos por el observatorio situado en Mauna Loa (Hawái), perteneciente a la Administración Nacional Atmosférica y Oceánica (NOAA). Los datos indican que el pasado sábado se midieron 415,26 ppm de CO2 atmosférico, con lo que se superó la barrera de las 415 partes por Millón por primera vez en la historia.

El promedio diario de este domingo fue de 415,27 ppm, con lo que se convirtió en la segunda jornada en superar ese umbral de las 415 partes por millón.

Esta estación hawaiana comenzó a tomar datos en 1956 y es la más antigua del mundo en la medición continua de CO2 atmosférico, por lo que está considerada como un lugar de referencia para el estudio de los gases de efecto invernadero.

Los científicos siguen de cerca los niveles de concentración de CO2 como una medida de cómo la actividad humana está cambiando la atmósfera del planeta. Esos datos se incrementan cada año y la tasa de aumento se está acelerando. No en vano, el incremento fue de 1,6 ppm por año en la década de 1980, y descendió a 1,5 ppm en la de 1990, pero la tasa subió a 2,2 ppm por año en la primera década de este siglo.

Ante estos datos, ONU Cambio Climático ha advertido de que "las emisiones de CO2, especialmente las derivadas de la quema de combustibles fósiles y la deforestación, están llevando a un cambio climático peligroso".

La tasa supera el límite de lo seguro

"Ralph Keeling, director del Programa de CO2 en el Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos), comentó al respecto que el crecimiento promedio de dióxido de carbono de la atmósfera es una tasa "extremadamente alta". "El aumento del año pasado probablemente será de alrededor de tres partes por millón, cuando el promedio reciente ha sido de 2,55 ppm".

Cada año, la cantidad de CO2 aumenta durante el invierno y desciende ligeramente a partir de la primavera en el hemisferio norte, ya que las plantas absorben el gas de efecto invernadero durante la fotosíntesis.

Por primera vez desde antes de la Edad de Hielo, el dióxido de carbono no cayó por debajo de las 400 ppm en 2016.

Los resultados de este fin de semana ya fueron predichos el pasado mes de enero por el equipo de climatología de Met Office (Oficina Meteorológia del Reino Unido), cuando vaticinó que la concentración de CO2 en la atmósfera se situaría este año en nuevos niveles máximos porque se experimentaría uno de los mayores aumentos anuales jamás registrados.

Esta predicción de Met Office se basaba en una combinación de factores que incluyen el aumento de las emisiones antropogénicas de CO2, es decir, de origen humano, y una reducción relativa en la absorción de dióxido de carbono por parte de los ecosistemas debido a la variabilidad del clima tropical.

El pronóstico de Met Office sugiere que la concentración promedio anual de CO2 atmosférico medido por el obsevatorio de Mauna Loa, en Hawái, será de 2,75 ppm más en 2019 que en 2018, lo que supondría el tercer incremento más alto en 62 años de serie histórica, sólo por detrás de 2015-2016 y 1997-1998, momentos influidos por fenómenos de ‘El Niño’ y, por tanto, con un gran calentamiento del Pacífico.