Brad Pitt
El actor Brad Pitt pasea por las calles de París (Francia). GTRES

Si se cansa de su trabajo como empresario y filántropo puede que Douglas Pitt consiga hueco en Hollywood. Sí, sí el apellido no es casualidad: Brad tiene un hermano pequeño y tiene todas las papeletas para hacerse con algún trabajo.

El desafío era ambicioso: caricaturizar Seven de David Fincher y una de las películas icónicas de Brad en una publicidad de las cervezas Mother's Brewing. "Encontramos la inspiración para esta nueva cerveza en el otro hermano de Springfield, líder de la comunidad, un hombre bueno y fundador de Care to Learn, que nos recuerda que basta poco para hacer el bien", comentan desde la marca.

En la parodia, titulada como 6ix (son seis el número de botellas que van en un pack), Douglas decidió tomarle un poco el pelo a su hermano y meterse en la piel del detective Mills por una buena causa (recreando la legendaria secuencia en la que Brad Pitt recibe un paquete cuyo contenido marcará el resto de su vida).

Tal y com puede leerse en la web de Care to Learn, fundación que Doug creó en 2007 con la intención de promover la educación en las áreas y comunidades más desfavorecidas, "un porcentaje de cada cerveza que se venda se destinará a proporcionar fondos para satisfacer las necesidades urgentes".

Ya en 2012, Doug prestó su imagen para un spot de Virgin Mobile Australia en el que "la segunda persona más famosa del clan Pitt" admitía que lo confundían "al menos tres veces a la semana".

Las ambiciones artísticas de Doug se paran aquí. Después de licenciarse en la Universidad de Missouri en 1990, el Pitt pequeño abrió un centro de reparación de ordenadores (que se ha transformado en el Pitt Technology Group), fue presidente de la cámara de comercio local y ahora es dueño de una sociedad inmobiliaria Pitt Development Group, que se encarga en el desarrollo de espacios para despachos médicos.

Forma parte de UNICEF desde 2010 como embajador de buena voluntad de Tanzania después de que uno de sus trabajos como fotoperiodista lo llevase a África donde ayudó a construir pozos de agua.

El tiempo libre que le queda lo dedica a hacer mountain bike -en enero de 2011 se convirtió en el primer estadounidense en escalar el Kilimanjaro y bajarlo en bici-, estar con su mujer y sus tres hijos.