¿Qué documentación hay que llevar siempre en el coche?
En los controles rutinarios que se realizan en las vías públicas, o en caso de accidente, los agentes suelen solicitar al conductor la entrega de los papeles del coche.  Freepik

Aunque lo mejor es no verse nunca envuelto en un accidente de tráfico, es fundamental aprender a reaccionar en caso de que esto ocurra, bien sea para socorrer a los posibles heridos o, en caso de que no los haya, para llegar a un acuerdo pacífico con los otros implicados. En esta última situación, lo más habitual es rellenar la Declaración Amistosa de Accidente (DAA), más conocida como parte amistoso: un documento de vital importancia que sirve para informar a las compañías de seguros de lo ocurrido y que estas puedan realizar los trámites pertinentes para arreglar ambos vehículos.


Así, además de recobrar la templanza y asegurarse de que nadie ha salido herido, hay que tener muy claro cómo rellenar este parte, que solo tendrá validez si ambas partes reconocen los daños y la responsabilidad de los hechos. De hecho, en caso de que uno de los implicados se niegue a firmarlo, hay que ser rápido y llamar a la Policía Local o Guardia Civil (dependiendo si el siniestro ocurre en ciudad o en carretera) para que sean ellos quienes determinen la culpabilidad a través de un atestado.


Cómo rellenar el parte, paso a paso

  • Datos básicos. En la primera parte de la declaración amistosa es esencial incluir la fecha y la hora en las que ha tenido lugar el accidente, así como el lugar exacto en el que ha ocurrido. Además, hay que destacar los daños personales y materiales sufridos en ambos coches y, en caso de que haya testigos del accidente, apuntar sus datos para que las aseguradoras puedan ponerse en contacto con ellos en caso de necesidad.
  • Los datos de los conductores. La segunda parte de este documento se caracteriza por tener una columna azul (destinada para los datos uno de los conductores) y una amarilla (dirigida al otro). Es aquí donde hay que incluir la información relativa al coche (nombre del asegurado, compañía aseguradora, conductor y el punto inicial del accidente), los daños sufridos y cualquier observación que pueda resultar importante.
  • A dibujar. Es importante realizar un dibujo claro, generoso en detalles y que ilustre bien lo sucedido. Su contenido es determinante para que las aseguradoras puedan hacerse una idea del siniestro, de cómo ha sucedido y, también, de quién ha tenido la culpa.


Una vez cumplimentado...

Relleno correctamente el parte amistoso de accidentes es fundamental enviar la copia con la que nos hemos quedado a la compañía asegurado en un plazo máximo de siete días. Así se iniciará el proceso de tramitación y reparación, pues cada compañía se encargará de correr los gastos de las averías ocasionadas en los vehículos de sus asegurados y, además, determinarán cuál es la parte culpable del accidente.