Mahoma
El autor de la caricatura denunciará a Wilders por utilizar esta imagen sin su permiso. (ARCHIVO) ARCHIVO
El cortometraje contra el Corán del diputado ultraderechista holandés Geert Wilders, titulado Fitna, ha desatado condenas internacionales y denuncias judiciales. La película es una composición de imágenes espeluznantes de los atentados islamistas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, del 11 de marzo de 2004 en Madrid y del 7 de julio de 2005 en Londres, además de fragmentos  intercalados del Corán que incitan a la lucha y 
declaraciones de imanes extremistas.
El caricaturista danés de Mahoma con turbante-bomba le denunciará por usar la imagen en la película sin permiso

Los principales países islámicos han pedido al gobierno holandés la retirada del filmE y el procesamiento del diputado por "difamación y ofensa deliberada" hacia los sentimientos de los musulmanes. El primer ministro holandés, Peter Balkende, también rechazó la visión de Wilders al "equiparar al islám a actos cruentos".

La situación de la comunidad musulman en Holanda es de calma y la reacción en cadena ha sido anunciar acciones judiciales. La Unión Europea tuvo palabras duras contra el diputado a quien acusó de "enardecer el odio", según de la presidencia eslovena de la UE. Aunque las reacciones más negativas han provenido de Irán, donde se ha pedido que se retire el filme y de Jordania, donde algunos medios de comunicación van a iniciar una campaña de boicoteo a los productos holandeses. Incluso el caricaturista de Mahoma con un turbante -bomba, Kurt Estergaard, denunciará a Wilders porque el corto se inicia con ese dibujo y en ningún momento Wilders le ha pedido el beneplácito al dibujante danés.