¿Te fiarías de un coche autónomo? Esto es lo que piensan los consumidores
Casi la mitad de las personas se sentiría cómoda si un coche autónomo realizase recados en su lugar. Pixabay

Los coches autónomos, caracterizados por ser capaces de controlar sin la orden de nadie varias funciones de la conducción, van ganando terreno poco a poco.

Aunque todavía les faltan años para ser los protagonistas de las carreteras, un 56% de los consumidores está dispuesto a pagar hasta un 20% más por un coche autónomo que por uno convencional, según revela un estudio del instituto de investigaciones Capgemini.

El estudio también señala que en la actualidad solamente uno de cada cuatro consumidores optaría por un coche autónomo a 12 meses vista, pero que esta preferencia se duplica de cara a los próximos cinco años, pasando del 25% al 52%.

Los resultados se reflejan en el estudio 'The Autonomous Car: A consumer perspective' ('El coche autónomo: una perspectiva de consumidor'), elaborado a partir de 5.538 encuestas a consumidores de Alemania, Francia, Reino Unido, Suecia, China y EE.UU. en diciembre de 2018, y entrevistas a 280 ejecutivos de empresas fabricantes de automóviles, proveedores y tecnológicas.

Conducción eficiente, ahorro de emisiones y de tiempo

Según el estudio, entre los puntos fuertes que los consumidores ven en este tipo de vehículo se encuentran un consumo más eficiente de combustible (73%), la reducción de emisiones (71%) y el ahorro de tiempo (50%).

Frente a ello, Capgemini señala que la compra o uso de un vehículo autónomo estará sujeta, entre otros factores, a la seguridad del vehículo (73%) y a la seguridad de sus sistemas (72%) frente a hackers, por ejemplo.

Casi la mitad de las personas encuestadas (49%) se sentiría cómoda si un coche de este tipo realizase recados en su lugar, más de la mitad (54%) confiaría a un vehículo autónomo la tarea de recoger o llevar a casa a amigos o familiares que no conduzcan, mientras que un 50% espera que estos coches les ayuden a ganar tiempo para poder realizar actividades sociales, de ocio, trabajo o disfrutar del viaje sin conducir.

Respuestas más positivas en China y en los 'Millenials'

Por otro lado, Capgemini identifica en su estudio dos grupos específicos de consumidores especialmente propensos a confiar su movilidad a la conducción autónoma, los consumidores chinos y los jóvenes 'millennials'.

Así, el estudio revela que las respuestas en este país son más positivas y menos negativas (53% y un 12%, respectivamente), mientras que las personas con edades por debajo de 35 años de áreas urbanas se muestran más receptivas a confiar en este tipo de vehículos.

"Persiste cierta incertidumbre y preocupación"

En todo caso, el responsable mundial de Automoción en Capgemini, Markus Winkler, ha señalado que, pese al "gran optimismo e interés" detectado entre los potenciales usuarios de vehículos autónomos, también "persiste cierto grado de incertidumbre y preocupación".

Por ello, considera que los fabricantes de automóviles "deben tener en cuenta las expectativas e inquietudes de sus futuros clientes, al tiempo que transforman sus propias operaciones desde un modelo centrado en el producto a uno orientado a los servicios y el cliente".

En este sentido, Capgemini identifica cuatro áreas principales de acción para acelerar el proceso hacia un futuro autónomo: mantener informado al cliente sobre las capacidades reales del vehículo y evitar interpretaciones erróneas; incorporar las expectativas de los consumidores en estos vehículos a su diseño; ampliar su oferta de servicios, aliándose con nuevos socios tecnológicos, de contenidos y comercio; e invertir en software para integrar un enfoque de autonomía en su estrategia corporativa general.