Reina Isabel
La reina de Inglaterra, en un evento hípico en Windsor. GTRES

Se acaban de cumplir 12 años de la desaparición de la niña Madeleine McCann en Portugal y el caso sigue siendo fuente de noticias. Ahora, el diario The Sun ha revelado que la principal testigo del caso es una conocida, nada más y nada menos, de la reina Isabel II.

Se trata de Carole Tranmer, cuyo testimonio es el que más creíble y verosímil resulta a las autoridades. Esta mujer, de 71 años, se encontraba en uno de los apartamentos superiores del complejo hotelero del Algarve donde se alojaba la familia McCann.

Esta mujer declaró que vio cómo salía alguien del apartamento de los McCann, cerrando la puerta con mucho cuidado y en silencio: "Muró a un lado y a otro, cerró la puerta y caminó muy rápidamente hacia abajo", dijo Tranmer. Con la aparición de un nuevo sospechoso, el pedófilo y asesino alemán Martin Ney, el testimonio de la mujer vuelve a cobrar fuerza.

En su día, Carole Tranmer reveló que había trabajado para la Colección Real de Arte y que conocía personalmente a la reina Isabel.